Abuela de Plaza de Mayo conmovió a Merkel y reclamó por Lopérfido

Durante el acto en el mausoleo de la Costanera Norte porteña, la histórica madre de Plaza de Mayo, Vera Jarach dialogó con la canciller alemana, Ángela Merkel y reclamó por la postura de Darío Lopérfido, hoy destacado como agregado cultural en la embajada argentina en Alemania, quien cuestionó en varias ocasiones la cifra de detenidos-desaparecidos en la última dictadura militar.

Jarach relató su historia de lucha quien vino de Italia junto con su familia escapando del fascismo y sus leyes raciales. Sin embargo su abuelo permaneció en Italia, y por su religión judía terminó en Auschwitz, “no hay tumba”.  Muchos años después, en la Argentina, le tocó a mi hija, 18 años. Secuestrada, torturada en un campo de concentración y terminó en un vuelo de la muerte. “Tampoco hay tumba”, señaló.  Son analogías y la historia se repite

“Entre las cosas que se repiten a través del tiempo está el negacionismo, en varios países de Europa se negaba lo que pasó… Acá también está pasando. Está pasando con el Gobierno que tenemos ahora, exponentes del gobierno y un personaje que está en Alemania, ahora. Ha sido ministro de Cultura acá y empezó a negar. Entonces nosotros decimos que hay 30 mil desaparecidos, él dice que no.  Y nosotros quisiéramos saber, los militares lo saben, quisiéramos que nos digan todo, dónde están, qué ha pasado con los nietos, robados y entregados a otras familias. Son ellos los que nos tienen que decir, pero no se puede negar. No se debe negar.”

“Y hay un pedido a toda la humanidad. Porque nosotros pedimos, Verdad, Justicia y Memoria, pero yo tengo un cuarto: es nunca más el silencio. Eso se lo pido a usted también y se lo pido al mundo.” concluyó Jarach quien fue saludada por una visiblemente conmovida Angela Merkel

The following two tabs change content below.