Camioneros cerró unas paritarias llamativamente bajas

El gremio de Camioneros, uno de los más poderosos integrantes de la CGT, acordó este jueves con los empresarios del autotransporte de cargas una suba salarial, que sorprendió por ser tan sólo del 23 por ciento en tres tramos: 11 por ciento en julio, 6 en noviembre y otro 6 por para marzo de 2018.

El secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones (SICHOCA), Pablo Moyano, que el acuerdo contempla además un bono para febrero, marzo y abril que arranca “en 10 mil pesos y que para algunas actividades llega a 20 mil”.

De acuerdo con lo expuesto por Moyano, como los porcentajes de ajuste “son acumulativos”, la mejora salarial para los camioneros supera el 23 por ciento. “Es un acuerdo importante para camioneros ya que rompimos otra vez la barrera que había fijado el gobierno”, agregó.

Esta cifra si bien está en línea con el promedio del resto de los acuerdos, queda por debajo, por ejemplo, de las paritarias logradas por los docentes de la provincia de Buenos Aires. Lo cual resulta llamativo para el gremio de transportistas, quienes en los últimos años cerraron los acuerdos más favorables, muy por encima del promedio general.

Por su parte, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) subrayó que la entidad “en un contexto de alza de costos para el sector y gracias a un esfuerzo de los empresarios, la discusión paritaria finalizó con un aumento del 23 por ciento” frente a un reclamo inicial del gremio de 32 por ciento.

A su vez, el secretario de relaciones y prensa de FADEEAC, Juan Aguilar, expresó que “una vez más, la Federación demostró su compromiso total con el fomento del empleo digno y el reconocimiento del esfuerzo de quienes día a día trabajan en sus compañías para garantizar la distribución de mercaderías a lo largo y lo ancho del país, lo que no solo permite la creación de puestos de trabajo sino el ágil funcionamiento de la cadena productiva”.

The following two tabs change content below.