Cristina tiene su centro de cómputo paralelo y advierte sobre un posible fraude

Cristina Fernández montó esta mañana un centro de cómputos paralelo con más de cien data entry para ir cargando en tiempo real los datos que sus fiscales les vayan suministrando de las más de 36 mil mesas de la provincia. En las primarias la falta de información profesional de como venía el escrutinio terminó arruinando la noche de la ex presidenta que aguardó los resultados en la cancha de Arsenal de Sarandí.

La candidata a senadora explicó que se trata de jóvenes que “voluntariamente están comprometidos en Unidad Ciudadana y es muy bueno. Es la generación de los digitales, nosotros somos medio de los ‘Picapiedras'”, bromeó, para enseguida advertir que “están con sus computadoras y son los que van a hacer el escrutinio”.

Pasadas las 11 de la mañana, la ex Presidenta de la Nación visitó el establecimiento ubicado en calle Rodríguez Peña 80, y felicitó a los jóvenes voluntarios que trabajarán allí para contribuir al escrutinio final de los votos.

“Estamos acá compartiendo una visita con Jorge”, explicó la ex mandataria, para luego señalar que la razón que los citó allí tiene que ver con los “inconvenientes que son muy notorios que existieron el 13 de agosto en las PASO”.

En la visita también hubo tiempo para las bromas. Fernández de Kirchner se mostró sorprendida por la tecnología digital y opinó: “qué complicado, nunca pude entender estas cosas”. Luego, se comparó (a ella y el ex canciller) con Vilma y Pedro Picapiedras.

Más tarde, una vez fuera del Instituto, calificó al día de “muy importante para la democracia” porque “hoy hablan los ciudadanos” y luego aseguró: “Nos hubiera gustado que el dia de hoy fuera un poco distinto, es la primera vez que afrontamos un acto electoral en estas condiciones”, haciendo alusión al caso Maldonado.

“Ustedes saben cuáles son mis convicciones, mis emociones y mis sentimientos”, expresó la viuda del difunto presidente. “El día martes fue la última vez que hicimos un acto político, porque en serio suspendimos la campaña”, detalló.

Para finalizar, Cristina Fernández de Kirchner adelantó que se iba a su casa a llamar a Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, “porque cumple años” y porque “es el Día Internacional de la Identidad”.

The following two tabs change content below.