Duro golpe al bolsillo de los usuarios de cuentas bancarias

Durante el mes de mayo ya comenzaron a llegar las cartas  anunciando los nuevos aumentos de comisiones bancarias en productos transaccionales, tanto de paquetes básicos, premium, cajas de seguridad, renovación y mantenimiento de tarjetas de crédito.

El repricing (como le dicen en la jerga) será de un promedio de 15% a partir de junio, aunque el banco que venía con valores más retrasados con respecto a la competencia subirá 20% y el que venía un tanto más caro subirá 10%.

En ciertos casos, los porcentajes de aumento varían según el tipo de acuerdo que se tenga: los payroll (quienes acreditan haberes) suelen ser los más favorecidos. En función a los consumos, también se bonifican los costos de renovación anual de las tarjetas.

Como las entidades están obligadas a informar a los usuarios con 60 días de anticipación, para que tengan tiempo de darse de baja, algunas lo implementarán a partir de julio y otras desde agosto. Además, deben mostrar un cuadro comparativo con lo que cobra la competencia. Y las cajas de ahorro básicas, cuentas sueldo incluidas, son gratuitas por norma del Central.

En la primera parte del año el aumento promedio fue del 20%, con lo que si se le suma este 15% acumulativo, da un 38% de promedio en todo el año, más del doble del 17% de la inflación prevista por el BCRA. Desde hace un año y medio se liberaron las comisiones, con lo cual cada banco puede cobrar lo que quiera, luego de haber tenido las comisiones reguladas.