El gobierno apunta directamente contra CFK y Moyano

Un día después de la marcha que protagonizaron el moyanismo y Unidad Ciudadana en rechazo a la reforma laboral, el gobierno promovió un nuevo procesamiento de la ex presidenta y detuvo al vicepresidente de Independiente por integrar una presunta “asociación ilícita” liderada por el barrabrava Pablo “Bebote” Álvarez.

El gobierno se subió al mejor escenario posible, la lucha contra las mafias en el fútbol y la corrupción del gobierno anterior. Disputa simbólica ideal para la Casa Rosada, que en vez de discutir las consecuencias de la reforma laboral, pondrá el acento en la figura de Hugo Moyano, quizás uno la figura con mayor imagen negativa entre los argentinos.

Hasta dónde tirará de la cuerda el histórico líder de los camioneros es por estas horas una de las principales dudas que atraviesa al sistema político. Por lo pronto, Mauricio Macri dio una señal de fortaleza, y lejos de aplacar la tensión Moyano, se metió con Independiente dando quizás un mensaje de cómo piensa resolver el problema de fondo que es el control y manejo del correo privado OCA.

(Visitas Totales 242 , 1 Vistas Hoy)