El PJ en el centro del escenario político

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Durante las últimas semanas, las nuevas autoridades del Partido Justicialista (PJ) dieron comienzo a la agenda política de cara a las próximas elecciones. Se destaca la continuidad en el acompañamiento de la figura presidencial, a la vez que se expresa el ingreso de La Cámpora a la estructura partidaria.
Todo proceso político requiere de tres elementos para garantizar la perdurabilidad: un proyecto político claro; una conducción política; y una estructura político-partidaria. El kirchnerismo en estos 11 años de ejercicio del poder ha contado con el PJ, que a diferencia de la UCR, ha logrado superar la crisis político-institucional del año 2001.
La importancia política del PJ radica en su incidencia en todo el territorio nacional. Actualmente gobierna de manera directa 16 de las 24 provincias, entre ellas: Santa Cruz, Chubut, La Pampa, San Juan, San Luis, Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, Catamarca, La Rioja, Tucumán, Salta, Jujuy, Formosa y Chaco.
De las provincias mencionadas, solo San Luis y Córdoba tienen gestiones provinciales contrarias al kirchnerismo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_blockquote type=”type1″]

Estos datos evidencian la importancia del Partido Justicialista como herramienta de poder y de gobernabilidad en la Argentina.

[/vc_blockquote][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

De un total de 28.000.000 de electores, el PJ gobierna 17 provincias (sumando a Río Negro) que contienen a 21.000.000 de electores. Es decir, el 75% del padrón electoral se encuentra administrado por gestiones justicialistas. Por otro lado, de los 10 municipios con mayor población, el justicialismo gobierna 8 (Matanza, La Plata, Gral. Pueyrredón, Lomas de Zamora, Quilmes, Almirante Brown, San Miguel de Tucumán y Salta Capital), siendo solamente uno contrario al kirchnerismo (Almirante Brown).
Estos datos evidencian la importancia del Partido Justicialista como herramienta de poder y de gobernabilidad en la Argentina.
Por otro lado, es necesario resaltar que el justicialismo ha sido el instrumento a partir del cual los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner desplegaron una gestión gubernamental que logró dar vuelta la página del neoliberalismo en la Argentina. La incorporación reciente de La Cámpora a la conducción partidaria expresa la imbricación entre el `justicialismo´ y el `kirchnerismo´.
La asunción de las nuevas autoridades del PJ, que colocó en la presidencia al gobernador de Jujuy Eduardo Fellner, y a varios dirigentes de La Cámpora en lugares centrales, expresó que el partido asumirá un rol preponderante en el próximo proceso electoral. A su vez, confirmó que las disputas de los denominados “presidenciables” del justicialismo se darán al interior del partido, y aceptando la conducción política de la presidenta. De ahí la importancia del ingreso de la Cámpora a la estructura partidaria.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 20 , 1 Vistas Hoy)