En el Congreso del PJ bonaerense, la discusión es por la “Lapicera”

65422_3

El día de mañana, 900 congresales se verán las caras en el tradicional bastión peronista de La Matanza. En un clima de tensión y constante discusión, los principales dirigentes provinciales debatirán en torno a un instrumento central para el armado de las próximas elecciones legislativas como son los apoderados partidarios.

Para los intendentes bonaerenses, quedó atrás la imposición de Cristina Fernández al momento de la conformación de las listas. En este sentido, la discusión por los apoderados partidarios no es más que la disputa por la “lapicera” que terminará por inclinar la distribución de los lugares en las listas para la elección de medio término.

Actualmente, los 4 apoderados partidarios responden directamente a la ex presidenta. Mientras que Jorge Landau y Eduardo “Wado” De Pedro mantienen la expectativa de continuar en el cargo, Ulises “Coco” Giménez y Eduardo López Wesselhoeft dejarán el lugar vacante para contemplar a los nuevos actores que irrumpieron tras la debacle electoral del 2015.

Por estas horas, la alquimia para intentar un punto de equilibrio habla del ingreso de 4 nuevos apoderados: uno en representación de la Primera sección, otro por la Tercera, uno por el Interior y el restante para los gremios.

¿Quiénes serán los elegidos es la discusión que mantiene expectante a la dirigencia peronista? De momento, Gabriel Katopodis (San Martín) es el número puesto en la primera sección impulsado por Juan Zabaleta y Martín Insaurralde. En tanto, Juan José Mussi de Berazategui aparece como opción para la tercera sección luego de su acercamiento al grupo Esmeralda tras la votación del presupuesto bonaerense que evidenció su alejamiento de la Cámpora en la cámara de diputados de la provincia. Por su parte, el diputado nacional Oscar Romero es quien representará a los sindicatos. Finalmente, por el interior aparecen como opción los intendentes Eduardo ‘Bali’ Bucca (Bolívar) y Hugo Corvatta (Saavedra).

Sin embargo, el congreso se da en un contexto de dispersión y carencia de liderazgo, y es así que la multiplicidad de tribus que brotaron a lo largo del año como son Esmeralda, Fénix, Establo y el cristinismo puro, hace compleja la conjugación de intereses y no permite arriesgar un resultado final.

The following two tabs change content below.