La interna bonaerense: de entredichos y encuestas

La interna del FPV bonaerense continúa, al calor del achicamiento de la ventaja que Aníbal Fernández llevaba sobre Julián Domínguez. El último episodio fue el cuestionamiento de este último a Martín Sabbatella, quien no tardó en responder.

El titular de la Cámara de Diputados cuestionó el pasado reciente del titular del AFSCA, asegurando que representa “el voto no positivo”, en una ostensible reminiscencia a Julio Cobos.

Como antecedente de esto, días atrás desde el entorno de la fórmula Domínguez-Espinoza había criticado al ex intendente de Morón. Siendo más precisos, trajeron a colación la elección de 2009, en la cual Nuevo Encuentro posibilitó el triunfo de Francisco De Narváez sobre Néstor Kirchner, ya que la fuerza de Sabbatella le restó votos al FPV que hubieran permitido revertir la derrota.

Por su parte, desde el sabbatellismo no tardaron en responder las acusaciones, insistiendo con el planteó esbozado por Aníbal Fernández, quien había denunciado que tanto Domínguez como Espinoza habrían solicitado a intendentes del justicialismo que roben sus boletas.

Con este contrapunto como trasfondo, Management & Fit dio a conocer una nueva encuesta de la provincia de Buenos Aires. Este estudio pone de manifiesto la consolidación de la fórmula que encabeza el ex intendente de Chacabuco.

“Tras la confirmación de su candidatura junto a Espinoza, incrementa su potencial de voto hasta 26%, a costas de la reducción de su voto negativo, pasando de 65% a 44%, en el último mes” consigna el informe brindado por la consultora que dirige Mariel Fornoni.

De esta manera según Management & Fit, Domínguez invirtió los guarismos en cuanto a imagen positiva y negativa. Pasó de un 48.8% de negativa a un 28.9%; en tanto que llevó la positiva de 35.8% a 61.4%.

Con lo cual, independientemente de los entredichos entre ambos binomios, parecería haber indicios de que la situación del FPV en la provincia mutaría, con el correr de la campaña, a una paridad entre sus dos ofertas electorales.

Sabido es que la fórmula Fernández-Sabbatella cuenta con mayor exposición mediática y nivel de conocimiento, aunque carece casi por completo de arraigo territorial, aspecto en que la fórmula Domínguez-Espinoza ha sabido capitalizar con mucho éxito.

El final es abierto, el triunfalismo de la primera dupla es aparente ya que nada está dicho. Tendrá que caminar la provincia, de la misma manera en que Julián Domínguez deberá elevar su perfil con apariciones en los medios masivos de comunicación.

(Visitas Totales 203 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.