La Universidad Nacional Arturo Jauretche en riesgo por el impacto del aumento de tarifas

unaj

El impacto del tarifazo en el servicio energético en las universidades nacionales se hizo sentir.

La semana anterior la Universidad de La Matanza advirtió sobre la posibilidad de cerrar las puertas.

Ayer, el rector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, Ernesto Villanueva, aseguró que “nosotros pagábamos 70.000 pesos por bimestre y ahora pagamos 220.000 pesos, pasamos a pagar más del 300%”.

Con respecto a la situación de las demás universidades nacionales, Villanueva, destacó que “nosotros somos de las universidades más pequeñas del sistema, esto afecta de manera más escandalosa a las universidades más grandes y aquellas que tienen más de una sede”.

En cuanto al presupuesto universitario, advirtió Villanueva que “el presupuesto no aumentó nada, está fijado en octubre del año pasado, y hay que tener en cuenta que hasta ahora nadie absorbe el déficit y hay universidades que no van a pagar la luz o le van a cortar la luz”.

“Es el gobierno nacional el que nos tiene que enviar los recursos, porque las universidades nacionales dependen del gobierno nacional. Además, en nuestro caso particular, tenemos otros problemas más que el gobierno nacional no nos manda fondos para gastos”, detalló.

En febrero pasado, el gobierno nacional debería haber mandado en 300.000 pesos para gastos corrientes, $220.0000 fueron utilizados para pagar la luz y el resto debió ser destinado para la compra de libros, cortar el pasto de las 10 hectáreas que comprende el predio de la universidad ubicada en Florencio Varela.

Sobre esta situación, el rector añadió que “el presupuesto es muy exiguo, pero si le agregas a que no me lo envían la situación es muy desesperante, las causas no son económicas, las universidades de Hurlingham, Gral. San Martin y Avellaneda están pasando por la misma situación y entre todas no llegamos al 4% del presupuesto total destinado a la educación universitaria”, denunció Ernesto Villanueva.