Larreta presionó y la justicia se metió en la interna porteña del radicalismo

La jueza federal con competencia electoral María Servini dictó una medida cautelar y suspendió la realización de las elecciones internas en la Unión Cívica Radical (UCR), distrito Capital Federal, que habían sido convocadas para el 19 de noviembre.

La suspensión había sido solicitada por Facundo Suárez Lastra, Ariel Aníbal Álvarez Palma, Guillermo Pablo Suárez y María Inés Parry, quienes denunciaron que fueron “ilegal y arbitrariamente” desafiliados del partido, lo que les impide participar del proceso electivo.

Detŕas de la iniciativa de este sector de la UCR opera el jefe de gobierno porteño movido por la firme determinación de romper la asociación entre el partido centenario y Martín Lousteau. Es que más allá del éxito electoral de Elisa Carrió, Larreta tomó la firme determinación de sacar de la cancha al dirigente de Evolución, único dirigente político que puso entre las acuerdas al PRO en estos 10 años de hegemonía amarilla en la ciudad.

El fallo de la justicia fue un triunfo para la agrupación interna “Radicales en Cambiemos”, que apoyados por Rodríguez Larreta y Ernesto Sanz, y con los números en la mano de la elección porteña, buscan sacarle el partido al histórico dirigente universitario Emliano Yacobitti que cuenta con el respaldo de Enrique “Coti” Nosiglia y Ricardo Alfonsín.

“La medida cautelar que aquí se otorga tiene por naturaleza u objeto la clara premisa de impedir un cambio en la situación de hecho o de derecho respecto de los actores mientras dure el proceso y con miras a la eventual sentencia a dictarse. En virtud de ello, es que juzgo razonable hacer lugar a la misma”, argumentó Servini en su resolución.

De acuerdo a la convocatoria a elecciones internas, los afiliados tenían tiempo hasta mañana, 28 de octubre, para anotar sus nombres en las listas que competirán en las elecciones.

The following two tabs change content below.