Merlo: frente al derrumbe de Massa y Othacehé se consolida la alternativa de Gustavo Menéndez

La suerte del intendente del Oeste parece estar atada el declive irreversible de Sergio Massa. Ante esta situación, Grande Merlo, de Gustavo Menéndez, se constituye como la opción electoral capaz de poner fin a una larga hegemonía de Raúl Othacehé.

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El municipio de Merlo es uno de los distritos más poblados de la provincia de Buenos Aires (528.494 habitantes). Es además la comarca con más electores de la primera sección, aproximadamente 350 mil. Desde 1991 es gobernado por Raúl Alfredo Otacehé, alias ‘El Vasco’, un ex miembro de Tacuara que consolidó su poder en la provincia de la mano de Eduardo Duhalde.

Quien supo afirmar en un programa televisivo hace muchísimos años que “Mi mala fama es inmerecida. Para gobernar Merlo hay que ser duro. No puedo decir que el común denominador sea mi dureza. En todo caso soy un dialoguista”, entre fines de 2013 y principios del año pasado pegó el salto desde el Frente para la Victoria hacia las filas del massismo. Con respecto a esto, el merlense nunca había ocultado sus simpatías hacia el tigrense, aún cuando este último se había decidido a enfrentar electoralmente al kirchnerismo.

Así las cosas, quién además afirmó en 2001 que “Con los problemas que hay en el país, si entre los justicialistas existiera una intención golpista, De la Rúa caería en 24 horas. Que digo 24, en 12 horas se terminaría”, encuentra atada su suerte a la de su actual jefe político. Con lo que es de suponerse que Merlo no es inmune a la caída en picada del Frente Renovador. Aunque siempre, como desde hace 24 años, ‘El Vasco’ recurre a métodos absolutamente repudiables para derrotar a sus adversarios: amenazas e intimidaciones; golpizas propinadas por patotas armadas; armado de causas judiciales fraguadas contra opositores; cooptación por ofrecimiento de negociados o por la simple amenaza de coacción, son moneda corriente en el imaginario merlense. Cabe recordar además la batalla campal en 1996 entre una patota de Otacehé contra otra de Osvaldo Mércuri, que dio como saldo 50 heridos, uno de bala, y 9 detenidos.

Lo más reciente: la agresión a un grupo de militantes del espacio Grande Merlo, liderado por Gustavo Menéndez ; y el insólito pase de un edil de Grande Merlo a las huestes de Othacehé segundos después de su jura. Esto pone de manifiesto dos cuestiones: por un lado, que el espacio de Menéndez es la única oposición que puede disputarle poder real al eterno alcalde; por el otro, que ‘El Vasco’ nunca dejó de mirar con preocupación a esta fuerza.

En suma, en Merlo se consolidó una esperanza de renovación que es liderada por Gustavo Menéndez. Sin embargo, Othacehé recurrirá a cualquier tipo de metodología política para frenar el avance de “Grande Merlo”, expresión de la voz de cambio que recorre el municipio del oeste bonaerense.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 751 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.