Monjes de clausura. La política de clausura cultural de Macri

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

“Nosotros sufrimos el pos Cromagnon” dice un sincero Claudio Gorenman ante 200 personas que aguardan expectantes la charla organizada por el Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos (MECA). La Charla Abierta titulada “Cómo evitar una Clausura”, convocó a distintos espacios culturales que se vieron afectados en la oleada de clausuras que viene llevando a cabo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La problemática se sostiene a partir de la complejidad que conlleva la subsistencia de este tipo de ámbitos en la Ciudad, atento a que la misma no cuenta con un marco legal que proteja a Centros Culturales. Lo cierto es que luego de la tragedia de Cromagnon, se propició un vacío legal producto de la derogación de la leyes que contemplaban el funcionamiento de espacios de este orden.

Sin embargo, en MECA aseguran que esta problemática se fue acrecentado a partir de la última gestión del gobierno del PRO que viene implementando clausuras sistemáticas que van desde cuestiones esperables de seguridad e higiene, hasta problemas burocráticos generados por el mismo gobierno de la ciudad. Los casos son diferentes entre ellos, pero surgen del mismo vacío legal con el que hoy tienen que lidiar aquellos que quieren sostener un espacio cultural.
“Me clausuraron mi espacio cultural por hacer una fiesta en mi casa” cuenta Agustín quien prefirió no mencionar el nombre del espacio cultural al que pertenece. Agustín comenta que su casa queda pegada al local donde se desarrollan diversos talleres culturales que van desde canto, baile hasta cuestiones de participación ciudadana. Un sábado, mientras disfrutaba una reunión con amigos en su casa, Agustín asegura que las persianas del local estaban cerradas, que si bien había música, esta pertenecía a la fiesta que se estaba llevando a cabo en su casa y que esta era privada.

“Muchas veces los inspectores no están al tanto de la ley que rige para teatros independientes, por eso es importante que nosotros, si nos cae una inspección, estemos al tanto de qué nos pueden pedir, qué no, qué tenemos que tener y qué no” comenta Hugo de MECA. Hugo además agrega que “muchas de las clausuras son evitables si estamos al tanto de este tipo de cuestiones, porque pasa mucho que los mismos inspectores no tienen ni idea de cuáles son las leyes que amparan, por ejemplo, a lugares habilitados como teatros independientes, entonces utilizan las mismas normas que van para los locales comerciales y eso genera una clausura evitable.”
“La Agencia Gubernamental de Control quiere este tipo de lugares cerrados porque así su trabajo es más fácil” cuenta Gorenman quien además agrega que “como no hay una ley que nos contemple, nos toca estar habilitados como cualquier otra cosa”

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_titles title=”La Agencia mira Facebook” title_type=”h4″ page_title_type=”v1″ title_align=”left”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La Agencia Gubernamental de Control es la encargada de asegurar el cumplimiento de las normativas que rigen para los espacios públicos en general. Esta Agencia cuenta con cerca de 1000 inspectores que se encargan de realizar las inspecciones necesarias en los locales ya sea comerciales o espacios culturales. Inspecciones que se llevan a cabo en diferentes horarios, con el objeto de abarcar todas las actividades de día y noche.

Esta Agencia utiliza un sistema bastante particular a la hora de llevar a cabo las inspecciones o, mejor dicho, a la hora de elegir cuáles van a ser los lugares a los que sorprenderán con su visita. Resulta que la Agencia Gubernamental de Control mira los eventos publicados en facebook, a partir de ahí hace una selección y dispone de los inspectores para que lleguen a los lugares en el mismo momento en el que se está desarrollando una actividad específica.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_titles title=”Las causas más comunes de clausuras. ” title_type=”h4″ page_title_type=”v1″ title_align=”left”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Existen diferentes motivos por los cuales un inspector determina la clausura de estos espacios culturales. La Ciudad de Buenos Aires cuenta con su propio ranking de clausuras.

1) Estar realizando actividades de baile no estando habilitado para tal fin. Esta es una de las causas más comunes de clausuras de espacios culturales. Lo problemático de esto es que, dependiendo de la buena voluntad del inspector, una clausura puede ser llevada a cabo tan sólo por encontrarse dos personas espontáneamente bailando justo en el momento en el que se lleva a cabo la inspección.

2) Música en vivo. Esta segunda causa, lleva consigo la necesidad de cada espacio de tener en cuenta su condición de habilitación y con ello la ley que reglamenta las condiciones de funcionamiento del mismo. Muchas veces sucede que se llevan a cabo clausuras innecesarias por tener música en vivo en espacio que están habilitados para este tipo de actividad, como es el caso de los teatros independientes. Asimismo, muchos inspectores desconocen la normativa de teatros independientes por lo que las clausuras podrían haber sido evitadas conversando con el inspector en el momento de la misma.

3) Plan de evacuación. Esta tercera causa de clausura encierra varias razones que se encuentran relacionados con la misma. Una de ellas es la falta de un plan de evacuación firmado por un profesional y aprobado por defensa civil. Lo cierto es que, defensa civil (que depende del mismo Gobierno de la Ciudad) puede llegar a tardar meses en expedir la documentación generando una clausura que podría haber sido evitada a partir de un sistema más eficaz y veloz de emisión de certificados. Otra de las razones de clausura relacionadas con el plan tiene que ver con que las personas que en el mismo figuran como responsables de evacuación ante un siniestro, se encuentren en el lugar al momento en el que se lleva a cabo la inspección. Para ello se recomienda que se disponga de un listado de titulares y suplentes con el objeto de asegurar la cantidad de personas y la cobertura de días y horarios de manera completa.

4) Medios de salida obstruidos. Cualquier obstrucción, por más mínima que parezca, de un medio de salida, puede ser causal de clausura.

5) Certificado de sobrecarga de entrepiso. Este tipo de clausuras llevan una particularidad bastante especial. Al momento de la habilitación del local, este tipo de certificados quedan en la misma Dirección General de Habilitaciones y Permisos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por lo que, si nos exigen este papel, es probable que no dispongamos del mismo. A partir de que se dieron varias clausuras de este tipo, se recomienda solicitar a la Dirección General de Habilitaciones y Permisos una copia de este certificado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 273 , 1 Vistas Hoy)