Nefasta jurisprudencia: ¿Cuántos militares podrán beneficiarse con el 2×1?

Luego del precedente del pasado miércoles, unos 750 represores presos sin condena firme podrían pedir el beneficio del 2×1 y acceder a la libertad condicional una vez cumplidos los dos tercios de la pena impuesta.

El beneficio sería para los militares que recibieron penas menores a 25 años, por el tiempo que pasaron en prisión sin condena firme. Se estima que hay además más de 120 militares que siguen en prisión preventiva desde hace más de diez años.

Los condenados a perpetua cumplen en general 25 años en prisión, porque esa era la pena máxima efectiva en el momento en que se cometieron los delitos de lesa humanidad. Pero con este beneficio podrían alcanzar la libertad condicional a los 20 años. En los foros que acompañan las posiciones de militares condenados por delitos de lesa humanidad señalaron que, dado que se aplica a partir del tercer año de prisión preventiva, muchos estarían en condiciones de acceder a la libertad al cumplir 12 años de cárcel.

Por su parte, agrupaciones de derechos humanos repudiaron la decisión del 2×1 para la condena del represor Luis Muiña, parte del grupo de tareas que operó en el Hospital Posadas, de Haedo. Con los votos de Elena Highton y los jueces puestos por el Gobierno, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, se consideró que correspondía aplicarle la ley derogada en 2001 por tratarse de la legislación más benigna entre la consumación del delito y su condena efectiva. Muiña fue detenido en 2007 y condenado en 2011.

The following two tabs change content below.