Nicolás Rodríguez Saá: “Los Rodríguez Saá son una brújula para el peronismo”

Jóven, abogado y militante peronista, Nicolás Rodríguez Saá asumió como Director de la Casa de San Luis y conversó con ABC en Línea sobre la coyuntura nacional, su relación con el gobernador puntano y la situación del Partido Justicialista. Asegura que “el macrismo ofrece una grieta más grande que la que había”.

En tu presentación como director de la casa de San Luis estuvieron, Mario Ishii, Leo Nardini, representantes del Frente Renovador y del Frente para la Victoria entre otros referentes de la política nacional. ¿El peronismo puntano con los Rodríguez Saá a la cabeza son un faro de unidad para el Partido Justicialista?

Creo que sí. Más que faro terminan siendo una brújula, porque el modelo de peronismo de San Luis tiene que ver con la Justicia Social y a los peronistas nos demuestra que la Doctrina nuestra es aplicable en hechos concretos. Con el laburo que hay en viviendas, en autopistas, lo ordenado que está económicamente la Provincia, me parece que ese camino es donde todos los distritos, municipios, provincias anhelan llegar. Fuera de si quieren ser conducidos o no, o las diferencias que tengan con los Rodríguez Saá, me parece que es una brújula del peronismo y es lo que entendió buena parte de los compañeros. Cristina Kirchner retuiteando a Alberto Rodríguez Saá un poco se abraza a ese modelo de provincia exitosa, sin deuda, con un balance ordenado.

En este escenario ¿Cuál creés que tiene que ser el rol de la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner?

 Lo que interpreto de Alberto, a quien considero un estadista que ve a mediano y largo plazo, es que el macrismo ofrece una grieta más grande que la que había. En esa grieta, Alberto se para fuera de lo que es los radicales, cambiemos o el PRO y entiende que de este lado, de nuestro lado, está Cristina, están los compañeros peronistas, está la izquierda y que a eso hay que darle una entidad. Tiene que ser un programa plural, amplio, transparente, que no sea entre cuatro paredes. Todo el que levante aquel programa, el día de mañana si llega a ser legislador o parte de un gobierno del ejecutivo, tiene que responder al mismo. No puede haber falsedad ideológica quienes defraudaron a sus votantes y se fueron de su banca. Nos pasó en San Luis, hubo un candidato que se votó por el peronismo -el ex gobernador de la provincia- y ahora está abrazando al presidente Macri, por lo tanto no está representando a sus propios votantes. En eso hay que mejorar y pulir un poco la política. En este sentido, el rol de Cristina Kirchner es fundamental porque Alberto entiende que sigue teniendo una buena representación electoral. Este frente contra Macri tiene que ser a favor del pueblo. No es en contra de nadie, sino a favor de que se vuelvan a crear los puestos de trabajo, a favor de que haya obra pública, a favor de que las tarifas se puedan pagar. Sería no entender la coyuntura seguir peleándonos entre compañeros, con gente con la que ideológicamente uno está muy cercano como puede ser el campo de la izquierda nacional y popular. Creo que Alberto no se equivoca y al 19 vamos a llegar con un gran frente de unidad.

Nicolás Rodríguez Saá en su asunción como titular de la Casa de San Luis.
Nicolás Rodríguez Saá en su asunción como titular de la Casa de San Luis.

El Gobernador pareció polarizar con el Gobierno de Mauricio Macri y sobre todo con la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, sobre todo atendiendo a la diferencia en las paritarias que ambas provincias propusieron. ¿Cuál es tu opinión en relación con las diferencias entre ambos? y en ese sentido ¿Cuál es tu opinión sobre la gestión de María Eugenia Vidal?

 Como dirigente joven de la Provincia de Buenos Aires y teniendo la conducción política de Alberto Rodríguez Saá, conversé muchas veces con él el hecho de que a veces los jóvenes compramos el discurso de los grandes en relación a que la Provincia de Buenos Aires es inviable. Eso es mentira, es falta de ganas de gestionar, falta de ganas de buscarle la vuelta, de estar encima de los problemas, recorrer, quitar un poco el presupuesto a los medios, al blindaje mediático y ponerlo a donde se tiene que destinar que es a obras.  También es necesario hacer una autocrítica, parte de responsabilidad desde el peronismo tenemos y como juventud debemos ofrecerle a la gente una alternativa a futuro como solución de estos problemas porque si nosotros con 30, 32, 35 años decimos que la provincia es inviable ¿qué queda para nuestras futuras generaciones? Les estamos hipotecando el futuro.

A diferencia de Vidal, el Gobernador Rodríguez Saá puede dar 60% en la paritaria docente porque no se endeudó. La Gobernadora salió a endeudarse con la expectativa a los intendentes de que les iba a financiar obras que no cumplió y ese endeudamiento atrasa el futuro de los hijos y nietos de la Provincia de Buenos Aires porque va todo a gastos corrientes. En San Luis primero no hay deuda y segundo hay obra pública y gastos de infraestructura que serían los de mediano y largo plazo.

Hiciste referencia a ser parte de una nueva generación de dirigentes dentro del peronismo. ¿Cuál creés que es el rol de la nueva camada de dirigentes peronistas como vos?

 Creo que el rol fuera de lo electoral de los dirigentes, como bien lo dice Alberto Rodríguez Saá, el intendente de José C Paz o Leo Nardini, debe de ser desde lo territorial. Desde ampliar la cantidad de voluntades que siguen al peronismo. Eso se logra ayudando a la gente, estando en la calle, poniendo el hombro, saliendo de un esquema endógeno y respetar en el armado de las listas ese territorio, esa representatividad. No es casualidad que cuando asumí el cargo de Director de la Casa de San Luis en Buenos Aires haya venido gente que tiene mucho que ver con lo territorial justamente.

Nicolás Rodriguez Saá asumió como Director de la Casa de San Luis en la que, entre otras cosas, se contiene a los puntanos de tránsito por tratamientos de alta complejidad
Nicolás Rodriguez Saá asumió como Director de la Casa de San Luis en la que, entre otras cosas, se contiene a los puntanos de tránsito por tratamientos de alta complejidad

Contanos de tu árbol genealógico ¿Quién fué tu papá?

 En realidad empiezo antes de mi viejo que es por mi abuelo. Mi abuelo es Umberto Rodríguez Saá, que es hermano menor del abuelo de Alberto y Adolfo. Esos dos hermanos, tanto mi abuelo como el abuelo de Alberto fueron gobernadores de San Luis. El abuelo de Alberto era gobernador electo, mi abuelo Umberto fue histórico Vicegobernador de San Luis, manejaba siempre la Legislatura Provincial y ante la renuncia del  gobernador quedó a cargo transitoriamente en 1922. En 1933 nace mi viejo Rodolfo y se viene, después de terminar el secundario, a estudiar abogacía a la UBA. Después fue Ministro de Educación de San Luis en la década del 60 y retoma su vínculo con lo que sería la política, si bien mi papá era más técnico, cuando Alberto asume como Senador nacional en donde comienzan a trabajar juntos.

Desde ahí, yo siempre supe que la postura de Alberto fue siempre muy rebelde, muy irreverente. Cuando se discutió la reforma de la Constitución en 1994, dijo que era un mamarracho, lo que le costó la renuncia a su senaduría porque no estaba de acuerdo con la reelección indefinida que proponía Menem. No sólo por la reelección, sino porque estaba basada sobre el Consenso de Washington, donde no se respetaba nuestra idiosincrasia y mucho menos la Constitución peronista de 1949 que es a la que habría que volver en algún momento.

Me acuerdo además que en los 90, Alberto fue a visitar a Gorriarán Merlo, prisionero político detenido ilegalmente en México que llegó al país en avión secuestrado por un grupo de tareas. Entonces de ahí, se me encendió la llama de la militancia y del peronismo que entendí que siempre tiene que ser de cara a la gente. Cuando íbamos a San Luis, veía inaugurar gimnasios, chicos jugando en los complejos con pelotas nuevas, con estadios con parquet, cancha de basquet, de tennis. En San Luis podemos encontrar lo que fueron los mejores años del peronismo del 45 al 55.

Alberto fue uno de los Gobernadores más crítico de la gestión de Mauricio Macri. En ese marco, tuvo un gesto muy claro al visitar a Milagro Sala. ¿Te contó algo de esa visita?

 Contar, me contó y todavía al día de hoy desde el gobierno siguen sin perdonar esta visita. La visita a Milagro tiene que ver con que Alberto tiene bien claro que Milagro Sala es una presa política, como también lo tengo claro yo ya que por una contravención municipal, por un acampe, no puede ser detenida penalmente. Alberto es abogado, es jurista, tiene su lectura idónea sobre el tema y entiende que es una presa política y en eso no especuló las consecuencias.

Hoy se gobierna mucho desde las encuestas, sobre cómo va a caer en la sociedad. Me acuerdo en su momento que Cristina Kirchner decía que si San Martín hubiera visto las encuestas no hubiera cruzado los Ándes. Con la visita a Milagro Sala él sintió que la tenía que hacer por una cuestión de republicanismo, de democracia, de respeto a las garantías constitucionales y todavía hoy pagamos el costo de esa visita. Alberto no tiene problema, porque San Luis no tiene deuda, tiene soberanía política. En una reunión con un funcionario nacional por cuestiones de gestión me dice “y, mirá, se enfrió un proyecto que teníamos con San Luis porque entre otras cosas tu gobernador fue a pasar la noche buena con Milagro Sala”. En ese momento me sorprendí y le dije “pensé que ustedes venían a unir a los argentinos, que no iban a gobernar según los colores políticos”. Ahí rápidamente pude contestar que orgullosamente la fue a visitar porque San Luis no tiene deuda y no se deja correr por nadie y eso nos brinda una libertad para gestionar.

Ahora se van a recuperar los puntos de despido que hay, porque si bien San Luis está muy bien, le afectan las políticas del gobierno nacional, porque hay muchas industrias, porque se liberaron las importaciones. Las políticas nacionales tienen su consecuencia en la provincia, ante esto el gobernador se arremangó y se metió en lo público con las paritarias del 60%. Junto a los sindicatos está haciendo la canasta básica. Se va a meter en lo privado interviniendo en las empresas, eximiéndolas de impuestos y las que no puedan ordenar sus números se va a expropiar y se va a trabajar por los mismos trabajadores en forma de cooperativa con control estatal para que no se pierdan más fuentes de empleo.

Para conversar sobre política a quién elegís ¿Adolfo o Alberto?

Yo a ellos los respeto mucho porque forjaron todo desde muy jovencitos siendo una única conducción en la que se complementan. En lo particular, entiendo que tanto Adolfo como Alberto son personas que yo agradezco a la vida poder tenerlas cerca, que me formen, escucharlos, que me hagan parte de sus reuniones. Veo cómo otros gobernadores llaman a Alberto para pedirle consejos. En el Senado, veo la tarea legislativa de Adolfo que no es casualidad lo eligieron sus mismos colegas por unanimidad Vicepresidente segundo entrando así en la línea sucesoria de la presidencia. Creo que cada uno tiene su particularidad, que juntos se potencian, que son uno y que no hay diferencias. Ambos construyeron una provincia llena de felicidad, de expectativa, de futuro. Si vos me preguntás con cuál me siento más cómodo, quizás yo tengo mayor facilidad con el gobernador Alberto.

Y para comer un asado ¿Adolfo o Alberto?

¡Los dos! Porque los dos se empiezan a mirar, se guiñan, hemos jugado al truco con ellos y juegan en el mismo equipo, entonces el truco se juega de a 4 de a 6. Nunca al peronista nos gusta mucho el tennis que es más singlista y jugando a las cartas con ellos siempre sabés que ellos van a estar en un mismo equipo y si dejás de invitar a uno se pierde el juego de cartas.

 

 

 

The following two tabs change content below.