“No somos una organización de juventud, somos una organización política conducida por jóvenes”

 

Proactivo, inquieto, desafiante, seguro, locuaz, sencillo, simpático y lo que se dice “todo un pibe bien de barrio”.

Encontrar un adjetivo que sintetice a Gonzalo Díaz, es bastante difícil. Es que el joven dirigente de 28 años, oriundo de Moreno, no se adapta al perfil impoluto y pacato de la mayoría de los dirigentes políticos.

No pertenece a la vieja escuela del dirigente Peronista de los 90, pero tampoco a la juventud adoctrinada del Kirchnerismo, a los que se refiere como “el PJ recalcitrante” y “el trosko Kirchnerismo” respectivamente

Lejos de ser modosito y de perderse en una dialéctica de palabras rebuscadas, el actual Director de Turismo de Moreno y fundador de la joven organización “Comunidad Organizada” no se apega al discurso políticamente correcto al momento de exponer. Dispara sin censura a las actuales estructuras de poder, que incluso acompaña, desde una mirada crítica pero esperanzada en la posibilidad de un verdadero recambio político y la participación popular.

En un bar rústico y nada presuntuoso del Municipio de Moreno, nos espera el aspirante a Concejal, un “pibe” (palabra con la que se define constantemente. más que con dirigente) de ojitos claros, pelado por elección, canchero y relajado, para contarnos la travesía, de la cual se enorgullece y que lo llevo a formar, junto a otros compañeros, la organización que hoy encabeza, y que comenzaron a construir en un momento donde muchos abandonaban el barco del proyecto nacional y popular comandado por Cristina Kirchner.

No le tiene tanto miedo a la autocrítica como a la obsecuencia. Sabe que, si logró construir una organización con tanta presencia a nivel local, y que se ha comenzado a expandir por la provincia, se debe a la crisis de representatividad y los errores cometidos por sus compañeros y que insistentemente (se) repite no quiere cometer.

¿Cuándo y por qué decidieron que era necesario empezar a tomar protagonismo político?

Hace ya tres años. No nos sentíamos identificados con ninguna organización local, pero realmente teníamos ganas de participar. Nosotros nos abrazamos a la política a través de Néstor y de Cristina. Veíamos la política como una herramienta de transformación para la cual teníamos que vivir, pero acá (en Moreno) no había espacio de discusión, no había espacio de formación, no había donde uno pudiera plantear, planificar e intercambiar ideas con los dirigentes y entonces tuvimos que crear un proyecto político propio para poder sentirnos representados

¿Ni siquiera dentro del Kirchnerismo se sentían representados?

Ni si quiera dentro del Kirchnerismo, es verdad. Por eso nosotros siempre decimos que no somos ni el trosko Kirchnerismo, ni tampoco el PJ recalcitrante, somos peronistas. Tuvimos que diferenciarnos y crearnos para poder representarnos, pero no por eso somos menos parte de la Juventud Peronista o del movimiento nacional y popular. Simplemente que en Comunidad Organizada entendemos a la política como una herramienta y no como un club de amigos que se juntan a tomar café. No nos gusta esa manera de “hacer política”

¿Dirías que eso es lo que diferencia a Comunidad Organizada del resto de las organizaciones?

Eso, y que caminamos los barrios TODO el tiempo, durante todo el año y no solamente durante la campaña, tres meses antes de las elecciones. Porque esta es la única manera en que pensamos que podemos hacer a la política cumplir su función, que es estar al servicio del pueblo. Realmente creemos en la formación política y en el proceso de construcción de lazos con el vecino y no solamente hacer una actividad esporádica para la foto. Y así construimos un proyecto político propio que hoy trasciende los límites de Moreno.

Pero por sobre todo nosotros nos caracterizamos porque no somos una organización de juventud, somos una organización política conducida por jóvenes, y eso acá en Moreno no pasa. Somos los únicos que movilizan a los vecinos, lo mismo sea gente grande o los pibes, pero donde realmente los pibes, como nosotros, conducen y construyen este proceso político. Las demás organizaciones, o son organizaciones propiamente de juventud, o son organizaciones que las conducen personas mayores, que tiene su grupo de juventud.

Nosotros siempre decimos que no somos ni el trosko Kirchnerismo, ni tampoco el PJ recalcitrante, somos peronista

Te definís peronista, aunque muchos, dentro del Kirchnerismo, no lo hacen ¿Cómo definirías vos ser peronista?

Néstor decía, que nos dicen Kirchneristas para bajarnos el precio. Podemos decir, si queremos, que el Kirchnerismo es una reinterpretación del peronismo en el siglo XXI, pero ser Kirchnerista es ser Peronista. Entiendo que muchos compañeros se dicen solo Kirchnerista por una falta de formación, o porque quizás sienten más interpelados y más representados por Cristina que está viva que por Perón. Pero la realidad es que, si nosotros nos tomamos el tiempo de hacer retrospectiva de las bases y los orígenes de los movimientos populares, vamos a ver muchas de las políticas que se implementaron durante los 12 años de gestión fueron políticas que ya habían sido pensadas durante el peronismo

Incluso nosotros basamos nuestra construcción territorial en el mismo sistema de Perón, de casas peronistas por manzana, en las cuales había un compañero que se encargaba de cada manzana o de cada sector del barrio, y en base a eso lo que hicimos fue una readaptación de ese método y es lo que utilizamos para el crecimiento en los barrios del proyecto que planteamos

Ser peronista es una doctrina para la construcción del poder para poner el Estado al servicio del pueblo, y básicamente es lo que hizo el Kirchnerismo, así que como decía el general, peronistas somos todos.

Podemos decir, si queremos, que el Kirchnerismo es una reinterpretación del peronismo en el siglo XXI, pero ser Kirchnerista es ser Peronista.

¿Se podría decir que retomaron las bases peronistas?

Tal cual. Inclusive el esquema de militancia que usamos es muy similar al que utilizaba la JP en ese momento. Siempre estando al lado del vecino. Y eso, la verdad que, para nosotros, poder conducir este proceso, y haber atravesado las estructuras peronistas enquistadas hace 20 años en el distrito, valiéndonos solos de las herramientas del peronismo, ya es un logro tremendo.

A tal punto que en 3 años llegaste al cargo de Director General de Turismo ¿Cómo se llega a ocupar estos cargos sin estar dentro de las estructuras tradicionales de construcción de poder?

Fui primero director de Políticas Culturales, ahora soy Director de General de Turismo, y estamos también en la carrera para entrar en el Consejo Deliberante

Y llegamos hasta acá, como llegan los peronistas, a través de la organización popular. Nosotros siempre pensamos y actuamos de esta manera. Creemos que para poder conducir tenés que tener vecinos, compañeros, amigos, gente que te acompañe en este proceso. Sino lo tenés, tenés que valerte de los contactos, el apellido y la rosca de café, pero bue, quienes hacen eso sabrán que tipo de dirigentes son.

Sabemos que nuestro mayor capital político es la gente que nos acompaña, el vecino que nos recibe y con el que nos ayudamos mutuamente, y sabemos que a través de la organización popular con todos estos compañeros pudimos atravesar las estructuras enquistadas en el peronismo a nivel local, y vamos a poder hacerlo a nivel provincial y nacional

¿O sea que crees que todavía queda esperanza dentro de la política para la verdadera participación y representación popular?

Si, nosotros creemos que sí y lo demostramos. Un compañero de San Miguel dice que, de las mil flores que Néstor decía que tenían que florecer, nosotros somos las flores que crecimos fuera del jardín.