Perú: Kuczynski derrotó a Keiko Fujimori y es elegido presidente

5759dd10c4618894618b45b4

a Pedro Pablo Kuczynski alcanzó el jueves el primer lugar del escrutinio por la presidencia del Perú, aunque queda pendiente la revisión de un 0,2% de votos observados para declararlo formalmente ganador.

El liberal moderado Kuczynski, de Peruanos Por el Kambio (PPK), obtiene el 50,12% de los votos frente al 49,88% de derecha Fujimori, según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

“¡Gracias Perú! Es hora de trabajar juntos por el futuro de nuestro país”, escribió Kuczynski en su cuenta de Twitter. Fujimori aún no se ha pronunciado.

La diferencia de los candidatos al 100% de las actas procesadas es de 41.438 votos. El jefe de la ONPE, Mariano Cucho, afirmó durante la conferencia de prensa: “Es una muestra democrática que todos hemos realizado desde el pasado domingo. La ONPE ha estado trabajando las 24 horas comprometida con el país”.

La ONPE aún tiene pendiente la revisión de 173 actas que son enviadas a un jurado electoral para su validación, trámite que se espera durante la jornada de hoy.

En 2011, con 72 años, Kuczynski se presentó por primera vez como candidato a presidente, en representación de la Alianza por el Gran Cambio. Salió tercero, con el 18,5% de los votos, detrás de Humala y Keiko Fujimori. Sin embargo, en los últimos cinco años mantuvo su objetivo de llegar a la presidencia y siguió haciendo campaña.

En la primera vuelta de abril, obtuvo el 21,05% de los votos,con los que logró dejar atrás a Verónika Mendoza y meterse en el ballotage.

Su primer cargo político fue como asesor económico del presidente Fernando Belaúnde Terry. Posteriormente, lo nombraron gerente del Banco Central de Reserva del Perú. Tras el golpe de Estado de Juan Velasco Alvarado, en 1968, se refugió en los Estados Unidos.

Regresó al país con la vuelta de la democracia y asumió como ministro de Energía y Minas en el segundo gobierno de Belaúnde Terry. En los 90, durante el fujimorismo, salió de los primeros planos de la política nacional y trabajó en distintas compañías transnacionales.

Volvió al Estado durante la presidencia de Alejandro Toledo (2001-2006). Duró sólo un año como ministro de Economía, ya que las privatizaciones y las medidas liberalizadoras que tomó generaron mucha resistencia. Siguió apoyando al Gobierno desde afuera y en 2005 se reincorporó como presidente del Consejo de Ministros.