Polémico: Reponen gendarmes que habían sido exonerados en 2012 por las protestas salariales

gendarmes

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lleva adelante una de las medidas más polémicas con las que se comprometió Mauricio Macri: la reincorporación de los gendarmes que fueron exonerados en el año 2012 por protestas en reclamo de mejoras salariales, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

La misma Bullrich confirmó en el día de ayer, la incorporación de una primera tanda de 77 oficiales, de un total de 445 que fueron exonerados en ese momento. Según señala el diario Ámbito Financiero, esta resolución de Bullrich fue una consecuencia directa del análisis inicial realizado por los equipos del comandante general Gerardo Otero, jefe de la Gendarmería nacional, y cuyos resultados elevó a la ministra semanas atrás.

En el 2012, luego de las protestas que mantuvieron en vilo al gobierno por semanas, y tras  negociaciones en todos los niveles con funcionarios de la administración de Cristina de Kirchner, personal de la Gendarmería, la Prefectura Naval y de varias policías provinciales aceptaron una tregua a cambio de aumentos salariales. Sin embargo, en las siguientes semanas las entonces autoridades de Seguridad desafectaron a un número indeterminado de efectivos sindicados como promotores de los reclamos.

Raúl Maza, quien fuera vocero del reclamo por parte de los gendarmes, confirmó que espera la llegada en los próximos días de las notificaciones formales a los indultados para la vuelta a sus puestos de trabajo.

Maza se mantuvo al frente de la negociación para lograr estas reincorporaciones y en aquel momento se vincularon con Bullrich, entonces diputada nacional, y con Hugo Moyano. De hecho, tanto Maza como José Carranza, referente del Sinpope (sindicato policial y penitenciario) se hicieron asesorar por Hugo Antonio Moyano, el hijo abogado del líder de la CGT Azopardo, quien les dio cobijo en la CGT de su padre y los guió en las gestiones para apuntalar un debate sobre la necesidad de agremiar a las fuerzas de seguridad.

La ministra Bullrich defiende estas reincorporaciones,  “se reincorporarán los que tuvieron un lugar pasivo”. Sobre el total de desplazados bajo análisis, consideró “exagerado” el número de 445 esgrimido por Maza. “Hay muchos que ya volvieron y otros que no quieren. Es un proceso que comenzó. Es una revisión que tiene que cumplir reglas. Pero comenzó y eso es lo importante”, completó la funcionaria.

The following two tabs change content below.