Tras un largo, tiempo, el Concejo Deliberante de San Isidro se sacudió el polvo y comienza a ser el foco de atención de la política distrital. El empate de fuerzas entre oficialismo y oposición muestra a las claras la debilidad del intendente Gustavo Posse en el recinto. Ayer fracasó la sesión que debía tratar la prórroga del contrato del estacionamiento medido a la empresa SISTE.

El intendente de San Isidro pretende que la empresa SISTE continúe usufructuando el estacionamiento público medido. El bloque de concejales del PJ-FpV presentó un despacho de minoría en contra de esto. “Creemos que este dictamen va a ser apoyado por toda la oposición y que pondria nuevamente ante una eventual derrota al possismo en el HCD” aseguran.

En medio de la polémica por los dichos de Fernando Espinoza, la gobernadora desembarcó con su gabinete en San Isidro, donde mantuvo un encuentro con el intendente. “Vidal viene de la gestión, se nota, y eso marca una diferencia clave” marcó Posse.