Trump insinuó que Hillary “se drogó” en el último debate

El candidato republicano Donald Trump subió aún más el tono de sus ataques e insinuó que su adversaria demócrata, Hillary Clinton, “se drogó” para el último debate, sostenido en Saint Louis, Misuri.

“Para el próximo, voy a pedir control antidoping antes”, dijo el magnate, que viene hundiéndose en las encuestas.

Al hablar en New Hampshire, insistió en que “son todas mentiras” las alegaciones de ocho mujeres que aseguran haber sido objeto de algún tipo de abuso por parte de Trump en el pasado.

“¿Les vieron la cara?”, dijo de alguna de ellas, en una insinuación de que no eran de su tipo. De otra, en tanto, refutó el relato punto por punto.

“¿Cómo puede alguien pretender que sea verdad semejante patraña? ¿Que en un avión, a plena luz, haga una cosa de ese tipo?”, preguntó, en relación con el relato según el cual Trump se propasó a bordo de un avión con una pasajera que tenía a su lado.

Para muchos analistas, el magnate, que no tiene experiencia en campañas, se equivoca al no pasar página sobre las alegaciones e insistir en cada acto en una de ellas.

“Es una forma de mantener el tema permanentemente en las noticias en vez de hacer un giro que permita entrar en otro debate”, coinciden.

Mientras Trump aparece encerrado y decidido a contestar cada uno de los reproches que se le hacen, la demócrata Hillary Clinton salió de escena y permanece encerrada, preparándose para el debate de esta semana.

“Es una situación totalmente anómala. Tenemos un candidato que se inmola solo y otra que, en lugar de estar en escena, se retira para estudiar algo que ocurrirá dentro de muchos días”, dijo Patsy Robinson, analista republicana del Huffington Post.

En la misma presentación, Trump acusó a Clinton y a los “medios de comunicación” de “envenenar” las cabezas de los estadounidenses con la difusión de las denuncias de acoso sexual que varias mujeres han realizado en la última semana.

“Somos como atletas […] y a los atletas los hacen someterse a un control antidrogas. Yo creo que deberían hacernos un control antidrogas antes del debate (de este miércoles), porque no sé lo que le pasa” a Clinton, dijo Trump.

De ese modo, el republicano insinuó que Hillary se medicó con algo en la última ocasión en que se cruzaron.

“Ustedes lo habrán visto. Ella empezó con mucha energía y luego se fue apagando”, argumentó, al insistir en que lo que ocurrió fue que se le terminó el “efecto de la pastilla”.

El magnate viene alimentando hace rato rumores sobre supuestos problemas de salud de Clinton. “Le falta energía para ocupar el cargo de presidenta”, dijo.

Uno de los momentos en que mejor explotó esa línea fue el pasado 11 de septiembre, cuando la demócrata se desplomó en el acto de conmemoración de los atentados de Nueva York y tuvo que ser retirada en volandas por varios de sus asistentes.

El video que la muestra en esa situación de debilidad, así como el vano intento de ocultarlo que hizo su equipo, marcó uno de los peores momentos de la campaña demócrata del pasado reciente. Luego, la diferencia comenzó a correr en su favor.

La impresión, en estos días, es que se está frente a una campaña en la que Trump se va enredando solo, mientras que Hillary sigue adelante sin mucho esfuerzo.

El otro golpe de gracia para el magnate fue el video en el que se expresa de manera despectiva y vulgar hacia las mujeres.

El próximo debate, el miércoles, será crucial para el futuro de la campaña, cuando faltan apenas tres semanas para la elección del presidente que sucederá a Barack Obama.

The following two tabs change content below.