Tras un largo, tiempo, el Concejo Deliberante de San Isidro se sacudió el polvo y comienza a ser el foco de atención de la política distrital. El empate de fuerzas entre oficialismo y oposición muestra a las claras la debilidad del intendente Gustavo Posse en el recinto. Ayer fracasó la sesión que debía tratar la prórroga del contrato del estacionamiento medido a la empresa SISTE.

El intendente de San Isidro pretende que la empresa SISTE continúe usufructuando el estacionamiento público medido. El bloque de concejales del PJ-FpV presentó un despacho de minoría en contra de esto. «Creemos que este dictamen va a ser apoyado por toda la oposición y que pondria nuevamente ante una eventual derrota al possismo en el HCD» aseguran.