La joven de 24 años que estaba internada en la localidad de San Martín, finalmente murió producto de las complicaciones de un aborto clandestino, luego de ser trasladad de urgencia al hospital de Pacheco de Tigre. ““Con la ley, la tasa de mortalidad sería ínfima, porque la tasa de complicaciones sería ínfima”, dijo al respecto un ex ministro de Salud.