En Morón, el anfitrión Ramiro Tagliaferro junto con Néstor Grindetti, Diego Valenzuela, Jorge Macri, Sebastián Abella, Martiniano Molina y Julio Garro, almorzaron ayer para poner en común experiencias de gestión. Sin embargo, el cónclave oficio como gesto de apoyo al intendente de Lanús, que atraviesa una delicada situación.

El intendente platense heredó una gestión desacomodada. A esto se le agrega la crisis por el conflicto con balas de goma y heridos por el pago a los cooperativistas. Malentendido alrededor del director de Cultura de La Plata nombrado por Garro.