Ahora el Gobierno calificó de “error” no convocar audiencias públicas

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano reconoció que no haber convocado a una audiencia pública previa a la instauración del tarifazo fue un “error” que el gobierno debió haber previsto antes de lanzar los nuevos cuadros tarifarios.

En declaraciones a radio La Red, Garavano dijo: “Hoy, con el fallo en la mano, sí, efectivamente” al ser consultado si había sido un error no haber convocado a audiencias públicas.

Además el ministro cargó las responsabilidades sobre el ministro Aranguren al afirmar que la estrategia que optó la Casa Rosada dependió de la cartera de Energía. Pero aseguró que el ex CEO de Shell permanecerá en su cargo. Y señaló que la decisión de aplicar la suba de tarifas sin haber convocado a audiencia fue “un proceso técnico que nació de las entrañas del Ministerio de Energía donde hay gente que trabaja desde hace muchísimo años”.

En línea con la estrategia oficial, el funcionario no apuntó sus cañones a la Corte Suprema sino que  consideró que “no hubo grandes sorpresas, pero sí matices” y aclaró que “los fallos son para cumplirse, por lo cual el Gobierno lo va a cumplir”.

“No existe tensión entre el Gobierno y la Corte, el balance no es tan negativo desde la mirada del Gobierno” concluyó el ministro luego de señalar que ya se convocó a través de una resolución en el Boletín Oficial la audiencia pública para el lunes 12 de septiembre en la Usina del Arte, en La Boca para que no quepan dudas.

(Visitas Totales 34 , 1 Vistas Hoy)