Campaña y economía popular

_MG_4786facundonivolo

La consigna Tierra, Techo y Trabajo fue la elegida para enmarcar el encuentro mundial de organizaciones sociales que tuvo como epicentro a la gira del Papa Francisco en Bolivia. Luego la tomó el candidato a presidente del Frente para la Victoria Daniel Scioli, en uno de sus primeros actos de campaña, y la sigue repitiendo.

Ante esta verdadera urgencia, la Tierra, el Techo y el Trabajo para todos los argentinos, un grupo de organizaciones sociales, fábricas recuperadas, cooperativas de trabajo y organizaciones campesinas, acordaron con Scioli la creación de un ministerio dedicado a atender el desafío que representa la Economía Popular.

El compromiso fue sellado antes de las elecciones primarias, en un multitudinario acto en la emblemática recuperada y espacio cultural IMPA. En el acto, estuvieron presentes representantes de los trabajadores de este sector de San Martín y también el intendente Gabriel Katopodis, que busca renovar su mandato.

miradasPDC13

Lo acompaña como candidata a concejal Zulma Duette, militante de la CTEP, referenciada en el diputado nacional del Movimiento Evita, Leonardo Grosso. Desde hace dos años ya es concejal otro militante del mismo espacio, Julián Ríos, también de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.

San Martín supo ser la cabecera industrial del noroeste bonaerense, con gran cantidad de habitantes y fuerte concentración fabril. Las décadas de políticas neoliberales que desmontaron la industria a nivel nacional dejaron sus consecuencias en este distrito: miles de desocupados. La familia de Zulma Duette siempre supo que la forma de salir adelante era organizándose con su vecinos, con sus pares. Cuando la desocupación azotó la Patria, desde los barrios de José León Suárez y las periferias del centro, todos y todas comenzaron a construir alternativas: trabajos por cuenta propia, asociándose con otros.

Fueron muchos los que encontraron un sustento en la basura: revender lo que otros descartaron. “Ahí el Estado debería estar más presente”, sentencia Duette, a la vez que enumera la cantidad de negocios que surgen cuando la función del orden queda en manos de la policía y/o de privados. “El caso de los tarjeteros, que cuidan los coches en Ballester o cerca del municipio, es muy gráfico: se organizaron y logramos que el municipio los reconozca”, avanza la candidata que es presidenta de una cooperativa del Argentina Trabaja.

IMG_0907facundonivolo

“Lo mismo pasa con las ferias populares. El Estado tiene mucho por hacer: identificar a los trabajadores del sector, institucionalizar los permisos y las habilitaciones correspondientes, ocuparse de la limpieza y de baños químicos q permita a higienizar estos espacios públicos, como una forma de sumar dignidad a los trabajadores”, ejemplifica Julián Ríos.

“Otra cosa que el Estado es el único que puede hacer es proteger y promover a las fábricas recuperadas y las unidades productivas del sector, comprometiendo al Estado a que compre sus prendas textiles, sus discos para empanadas, sus zapatillas, o lo que fuera. Es necesario darle continuidad y focalizar las política que se emanan del Estado municipal en relación al sector” puntualiza Mauricio Villarreal, también militante de la CTEP, y que supo desempeñarse como director municipal en el área de promoción referida a este tema.

Para Gabriel Katopodis siempre fue importante el sector social, incluso fue abogado del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI), y al comienzo de su gestión se desarrolló un trabajo de “incubadora” que acompañaba el inicio de emprendimientos productivos de la economía solidaria. “El momento histórico demanda que la ingeniería estatal se ponga al servicio de un sector enorme: no vamos a volver a tener las fábricas de los años 50, y lo ùnico que dignifica es es trabajo. Por eso, para el pleno empleo, para reivindicar la cultura del trabajo, para integrar socialmente, para que todos recuperemos la posibilidad de soñar y proyectarnos, es indispensable que tengamos desde el Municipio una polìtica bien diseñada para este sector”, se entusiasma Grosso.

“¿Y cuál es la forma de que esa política sirva? -retoma Villarreal- convocando a los protagonistas, a los trabajadores del sector, para construir un diálogo y conocer sus necesidades. “Desde la CTEP estamos en contacto con muchos de ellos, acompañamos los conflictos y sostenemos una estrategia para el reconocimiento del sector, para que tengamos jubilación y aportes jubilatorios, para que el conjunto de los trabajadores de la economía popular estemos con los mismos derechos que cualquier trabajador. No se trata de construir un estado de asistencia sino con protagonismo popular, donde las políticas para el sector se construyen con los propios trabajadores”.

“Así como las grandes empresas reciben subsidios y se reconoce su rol como empleadores, la economía popular necesita el reconocimiento del Estado”, sintetiza Grosso.

(Visitas Totales 160 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.