¿Cómo dar clases en un vagón en movimiento?

Estudiantes de Comunicación decidieron visibilizar la situación que están viviendo las universidades nacionales y particularmente la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) y eligieron llevar la clase a los vagones del Tren Urquiza.

“¿Alguien conoce la UNGS?” preguntaban los estudiantes en los vagones del tren “¿Dónde queda Malvinas Argentinas? ¿Conur qué? ¿Y para qué universidades en el Conurbano?”, ironizaban. ¿Qué está pasando en las universidades? ¿Cuánto fue el aumentó de luz? ¿Por qué no se envían algunas partidas presupuestarias? ¿Por qué hay estudiantes que están abandonando cursadas?

Hubo dos puntos de encuentro, algunos estudiantes salieron de la puerta de la UNGS a las seis de la tarde. Muy puntuales, seis y diez ya se subieron al micro de la Universidad, conocido como “Micrungs”, que es un servicio que pasa todo el día y que conecta la Estación del Tren Urquiza con la Universidad. El otro punto fue la estación Lemos, en el cual finalmente se encontraron más de 30 estudiantes de la Licenciatura en Comunicación. Además, se sumaron a la Clase Pública estudiantes de Filosofía, Política Social y Ecología.

Antes de subir, repasaron la rutina que tenían planificada para el vagón, a la ida hablarían los estudiantes y a la vuelta el profesor Christian Dodaro daría la clase en el Tren.

Tuvieron que pagar boleto como cualquier pasajero, los trabajadores del tren no se solidarizaron con la clase en el vagón a pesar del pedido del profesor.

Algunos estudiantes repartían folletos sobre la situación presupuestaria de la Universidad y otros hacían el informativo del día. “Yo quiero que se vaya, no lo aguanto más. Con Cristina por lo menos podía vivir y comprarme algún que otro electrodoméstico”, dijo una señora al entregarle el volante. En el informativo se leyeron noticias de un medio monopólico y de un medio comunitario. Una misma noticia, dos enfoques. La ley antidespidos ¿una ley que favorece a los trabajadores o que los perjudica?- Se leyeron los dos titulares y se analizaron los intereses económicos que defienden esos medios. Se comentó la forma en que se producen las noticias, que son un recorte hecho por el medio que la produce.  Esta fue una de las tantas formas de mostrar lo que los estudiantes hacen dentro de la universidad, mostrando que todos y todas pueden acceder a la educación siempre que las condiciones sean garantizadas y dejando atrás la creencia de que “La Universidad no es para todos”.

En cada vagón una estudiante introducía “Somos estudiantes de Comunicación de la Universidad Nacional de General Sarmiento y decidimos subir al tren a realizar una clase pública para mostrar lo que está pasando”

Una vez en Lacrozze y con el tren más lleno los estudiantes repitieron quienes eran y por qué estaban ahí. Luego el profesor tomo el mando y comenzó con su introducción, pidiendo disculpas por las molestias, comentando de qué se iba a tratar la clase. Pero consciente de que debía generar empatía con el público dejo a los estudiantes entonar una canción. Carlos, uno de los estudiantes más grandes, preguntó: “¿Homero?”  y ahí no más se descolgó la guitarra que el Chino había llevado y arrancó, el vagón cantó: Y es así, la vida de un obrero es así,la vida en el barrio es asíy pocos son los que van a zafar. Los estudiantes cantaban juntos, se la cantaban a los pasajeros y a ellos mismos, porque saben que sin educación es probable que ellos tampoco zafen.

“¿Qué es una política?”- era la pregunta que el profesor Christian Dodaro repetía en cada vagón. A los estudiantes de la Licenciatura en Comunicación volver a responder esa pregunta les sirvió para aprendérsela casi de memoria y comprenderla.

“¿Para qué sirven los estudiantes universitarios? ¿Para qué nosotros gastamos plata en los estudiantes?”, insistía el profesor hablándole a los pasajeros.

Con un cartel en la mano el profesor preguntó: “¿Quién puede acceder al cartelito?” –Vos! “Sólo yo porque el cartelito está de este lado. Para generar las condiciones necesarias para el acceso al cartelito tiene que haber una política específica. La generación de políticas específicas, para grupos más desfavorecidos en  una sociedad es que se generan las políticas sociales”.

Uno de los ejemplos de políticas públicas que se mencionó fue la política de becas para estudiantes, que son una forma de equiparar oportunidades. Por ejemplo, alguien que tiene los recursos ¿necesita una beca? No, se están dando becas para estudiar, es una política social dirigida con contraprestación ligada al acceso al derecho. Las becas para estudiantes son una forma de equiparar oportunidades.

Algunos pasajeros protestaban en voz baja, otros miraban con sonrisas a los estudiantes, muchos escucharon atentos la clase del profesor. Algunos le hablaban al profesor retrucando lo que decía. El profesor le contestaba tranquilo dando espacio al debate, esas personas se sentían cómodas y de esa forma se generaba un intercambio de opiniones que demostraba que no se estaba allí para pelear, ni provocar a nadie.

Al terminar la clase el profesor pidió disculpas una vez más a los pocos pasajeros que quedaban. Los estudiantes aplaudieron y hubo risas, porque a pesar de todo ahí estaban, juntos defendiendo la educación pública y gratuita.

“¡Fui parado ida y vuelta y no me cansé!”, dijo Carlos al llegar a la estación Lemos, la primera y última estación del viaje.

Cambiamos aulas por vagones, lo que jamás vamos a permitir es que nos arrebaten nuestro derecho a estudiar.

Pueden venir cuantos quieran,
que serán tratados bien.
Los que estén en el camino,
bienvenidos al tren!

(Visitas Totales 546 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.