Eduardo ‘Wado’ de Pedro: Perfil del “Embajador”

Por Alejandro Agüero

‘Wado’ es para alguno el Embajador de Cristina en el gabinete presidencial, pero también es para otros el Embajador de Alberto frente a los 24 gobernadores. Será entonces que la frontera del binomio presidencial no puede fragmentarse y que el Ministro del Interior es ambas cosas a la vez al tiempo que amplía su margen de acción hasta ser una figura de peso dentro del tablero Judicial. El ministro que nadie discute y que consagra el proceso de institucionalización de la Cámpora. 

De vínculo aceitado con Rodríguez Larreta, Wado de Pedro tiene en su haber el haber iniciado el deshielo con el gobernador de Córdoba, el peronista siempre crítico con el kirchnerismo. El Ministro del Interior consolidó un perfil que lo ubica como un dirigente de estado capaz de sintetizar a la heterogeneidad del mapa federal de la Argentina. Aquel atributo que supo distinguir a Rogelio Frigerio y que hoy explica el amplio consenso que reúne la figura del mercedino. 

Ministerio abierto para los 24 ejecutivos provinciales, De Pedro es también el embajador de los gobernadores con la Casa Rosada. Ese rol clave que recuperó la cartera de Interior  luego de la experiencia tortuosa expresada en el vínculo ambivalente entre Marcos Peña y el mencionado Frigerio. 

Wado de Pedro fue un pilar en la construcción de la Cámpora, y entre los integrantes de esa mesa originaria que vehiculizó a la juventud kirchnerista, tuvo la capacidad de constituirse en una figura de mayor apertura frente al sistema político. Hoy la organización de Máximo Kirchner vive un proceso de institucionalización, y el Ministro del Interior es seguramente la expresión más acabada de la reconstrucción de la Cámpora, que desde la juventud avanzó hasta erigirse en una organización de estado con capacidad de gestión, liderazgo y tracción electoral. 

En el semáforo constante de un gabinete nacional que seguramente sufrirá modificaciones una vez que finalice la etapa del Covid-19, nadie discute a Wado de Pedro. Un embajador que supo ser guardián de Cristina en la justicia, constructor junto a Máximo Kirchner del Frente de Todos y que hoy administra el vínculo entre la Casa Rosada y las provincias. 

Una mirada sobre Wado de Pedro permite entender no solo el funcionamiento del Frente de Todos, sino que también permite decodificar el proceso de reconversión que de un tiempo a esta parte atravesó aquella vieja agrupación juvenil -fuertemente estigmatizada por los medios de comunicación y por la propia dirigencia política del kirchnersimo- que pasó primeramente de las calles al parlamento para dar luego un segundo salto al ejercicio de los principales resortes del estado.

Un ministro plenipotenciario con la capacidad de administrar la diversidad del Frente de Todos. Presente y futuro para Wado de Pedro, el embajador del oficialismo.    

(Visitas Totales 1 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.