El peronismo pone en juego su hegemonía en la Cámara de Senadores

La elección bonaerense se lleva todas las miradas, sin embargo, tanto la Casa Rosada como el Partido Justicialista esperan con atención el resultado de las 8 provincias donde se eligen senadores nacionales en un anticipo de lo que podría marcar el declive del peronismo en la cámara alta.

Con quórum propio desde el 2001, el peronismo se juega una difícil parada contra un oficialismo que busca reeditar los resultados de las PASO. Las proyecciones anticipan una caída para el PJ, que podría terminar con tan solo 29 bancas sumando a los sectores kirchneristas que conducirá a partir de diciembre Cristina Fernández.

Por su parte, Cambiemos saldrá fortalecido de este turno electoral, ya que podría contabilizar unos 24 senadores propios que frente a una eventual fractura del bloque FPV-PJ lo pondría como la primer minoría de la cámara.

En este turno electoral se renovarán 24 escaños correspondientes a las provincias de Buenos Aires, Jujuy, Formosa, Misiones, Santa Cruz, La Rioja, San Luis y San Juan.

En las primarias del 13 de agosto, las diferentes vertientes peronistas se impusieron en Buenos Aires, San Juan, La Rioja y Formosa. El oficialismo en tanto se alzó con los triunfos en San Luis, Santa Cruz y Jujuy. Finalmente, en Misiones la victoria fue para el Frente Renovador de la Concordia que gobierna la provincia y viene tomando distancia del kirchnerismo desde la derrota de 2015, cuando el PJ quedó condenado al campo opositor.

Sin embargo, Cambiemos apuesta a revertir el resultado en la provincia de Buenos Aires y asestar, así, un golpe que tendrá un efecto político mucho más impactante que la de arrebatarle en la Cámara alta una banca más al peronismo.

(Visitas Totales 83 , 1 Vistas Hoy)