Hurlingham: Vuelve la vieja política de la mano del candidato de Cambiemos

La búsqueda de coaliciones que sirvan para acceder más rápidamente al poder, a veces no sale del todo bien. Es lo que le pasó a Lucas Delfino, candidato oficial de Cambiemos en el distrito de Hurlingham.

Es que Delfino, actual funcionario nacional, sumó a sus filas a un viejo conocido de la política local, se trata de Sandro Silva, quien fuera jefe de campaña del exintendente de Hurlingham, Luis Acuña.

Silva pertenecía a las filas de 1País, con parientes cercanos que se presentaron en las últimas PASO como candidatos al Concejo Deliberante local por el massismo, candidaturas a las que renunciaron para acompañar a Delfino.

Sin embargo, la nueva incorporación de Delfino, no representa lo mejor de la política local ya que acumula denuncias por estafas y usurpacion de titulos, “aprietes” a dirigentes y hasta viejas tareas de inteligencia.

Silva tiene también denuncias  hechas  por el Estado en el año 2014 por usurpación de titulos y estafas varias , radicadas en el Juzgado federal en lo Criminal y Correccional N° 9 de Comodoro Py , a cargo del Dr. Luis Rodriguez. Según la denuncia, Silva habría recibido dinero de vecinos de Hurlingham a cambio de promesas de vivienda y obras publicas , que nunca se concretaban, haciendose pasar de nuevo , como en los 90, por funcionario nacional.

Más atrás en el tiempo, Silva aparece vinculado al resonante caso de Daniela Wilner, una niña retenida en el país por su madre, Gabriela Osswald, sin autorización de su padre, residente en Canadá y que mantuvo en vilo a la opinion publica entre 1993 y 1995. En el caso intervino hasta el propio Carlos Menem, por entonces Presidente de la Nacion.

Según consta en artículos del diario Clarin, Gabriela Osswald, mientras retenía a su hija Daniela en la Argentina,  era cuidada en su domicilio por «tres custodios sospechosos», entre los que se encontraba Sandro Silva, quien dijo al diario ser empleado de inteligencia de la Presidencia ; aunque Clarin consignó en esa nota que en la Presidencia desconocieron a Silva y los demás custodios como agentes del gobierno.

A pesar de estos antecedentes Silva y sus alfiles fueron recibidos con los brazos abiertos por Delfino, cuando dedicieron abandonar a Luis Acuña luego de las PASO, aunque se trataba nada mas ni nada menos que su jefe de campaña y sus candidatos a concejales.

(Visitas Totales 286 , 1 Vistas Hoy)