Matías Tombolini sacó el CESBA a la calle: “Para entender la realidad hay que caminar más”

El presidente del CESBA, Matías Tombolini, culminó una primera recorrida de 60 días por las 15 comunas porteñas para conocer a fondo las principales inquietudes de las instituciones sociales, culturales y productivas. La falta de mantenimiento en hospitales y centros de salud, las altas tarifas de los servicios públicos, las trabas burocráticas para acceder a créditos, subsidios y reintegros, la caída de ventas en los comercios y la inseguridad, fueron los principales motivos de reclamos.

A principios de febrero, Tombolini puso en marcha el Programa “CESBA en los Barrios”, mediante el cual se busca establecer un vínculo más directo con el entramado productivo, social y cultural de la Ciudad.

En esta primera etapa, se contactaron 9 hospitales, 8 industrias y comercios, 10 clubes deportivos, 11 asociaciones civiles, 8 espacios culturales, 4 instituciones religiosas y 2 escuelas. A partir de esta iniciativa, el presidente del CESBA recorrió centros de salud, entre ellos, el Fernández y el Santojanni; los clubes Alvear y Sunderland; pymes como Cocot y Láser Disc; asociaciones civiles como Jevra Hatzala y la Fundación Tobías; instituciones religiosas como el Centro Presencia de Dios y la Iglesia Luterana, y centros educativos como Cristo Obrero y Tel Aviv. Además, se reunió con representantes de la cultura, como Ricky Pashkus, y artistas de La Calle de los Títeres.

“Nuestra intención es entrar en contacto directo con los problemas reales de los barrios y eso no se logra leyendo un paper, sino caminando la Ciudad”, afirmó Tombolini.

Principales reclamos detectados tras el relevamiento

En las reuniones con los directores de los hospitales, el equipo del CESBA observó que faltan tareas de mantenimiento: hay quirófanos en reparación desde hace años y fallas en el sistema eléctrico que impiden usar el aire acondicionado o el funcionamiento de sillones odontológicos. También es necesario ordenar la demanda para atención médica, ya sea a través del sistema de turnos u otros procedimientos complementarios.

Con respecto al sector productivo de la Ciudad, los responsables de pequeñas y medianas empresas le explicaron a Matías Tombolini los interminables trámites que deben realizar para acceder a líneas de crédito a tasas coherentes. Además, piden recibir algún tipo de incentivo que implique, por ejemplo, una menor carga de impuestos. El equipo del CESBA también se encontró con comerciantes a los que les preocupa la caída en las ventas y la inseguridad.

Por su parte, los clubes de barrio se mostraron afectados por las demoras en el reintegro del 40% de la tarifa de los servicios públicos, el cual les corresponde por ser beneficiarios de la tarifa social. En ciertos casos, reciben facturas de luz de 17.000 pesos y, si hay retrasos en la devolución, se les dificulta mucho sostenerse mes a mes. Los clubes contaron que también tienen inconvenientes para solventar las reformas que les exigen desde el Gobierno porteño en Seguridad e Higiene.

A las asociaciones ligadas a la Salud y a la Cultura también les cuesta pagar las tarifas. Reclaman, además, un mayor apoyo del Estado para poner en valor el barrio en donde desarrollan sus actividades y transformarlo en un circuito cultural-artístico. También, obtener un marco legal para sus iniciativas.

Los referentes de los espacios culturales que recorrió el Consejo dijeron que hay trabas burocráticas para conseguir subsidios y que tienen que pelearla para que no les bajen el presupuesto. En varios de estos lugares, el equipo registró, además, falta de mantenimiento.

Las instituciones religiosas y sus escuelas también fueron parte del recorrido que realizó el CESBA. En muchos casos, se ven afectadas por la falta de seguridad en la zona en la que están ubicadas y por las dificultades de las familias de los alumnos para pagar las cuotas.

Tras esta primera recorrida, Tombolini y su equipo pudieron realizar un diagnóstico inicial de las necesidades de estas instituciones. A partir de ahora, las comisiones del Cesba trabajarán para arribar a las mejores soluciones y, en los casos que corresponda, se realizarán las gestiones pertinentes ante el Poder Ejecutivo.

“La que acaba de culminar es la primera de una larga serie de recorridas por las comunas que vamos a seguir realizando desde el Cesba. Este es un proyecto que continuará a lo largo de todo el año porque estamos convencidos de que hay que estar cerca de la gente”, afirmó Tombolini.

(Visitas Totales 1 , 1 Vistas Hoy)