Por Cristian Dibon: “Sin Cristina, Macri no tiene 2019”

Dicen que la política es el arte de lo imposible. Dicen que la política sirve para revertir lo que parece incuestionable. Maquiavelo dijo el fin justifica los medios.

Dijo, dicen, política.

Macri sobrevive por Cristina. Cristina sobrevive por Macri.

Hasta acá verdades de Perogrullo.

Ahora, si pensamos en la posibilidad de un pacto Macri-Cristina o Cristina-Macri (como a usted le guste más), ¿estamos muy alejados de la realidad?

Cada vez que el gobierno se ve acorralado por sus propias decisiones, aparecen los fantasmas de la corrupción K, Cristina desfila por las noticias de los grandes medios, etc. Entonces, todo toma su cauce normal, y en el país no ha pasado nada. A Macri, el fantasma Cristina, le sirve para ordenar la opinión pública, para que sus votantes sigan confiando aun cuando el nivel de vida se va deteriorando, pero sobre todo para que el peronismo (única expresión con capacidad real de gobernar este país) siga desunido, porque el factor Cristina altera los productos en el movimiento creado por Juan Domingo.

Probablemente, esto nos parezca parte de una estrategia brillante a cargo de Duran Barba, a quien se le atribuye todo lo bueno del macrismo.

¿Y Cristina? También necesita de Mauricio. Lo necesita para tener presencia en la centralidad de la vida política argentina. Usted imagine otro contexto donde el líder del peronismo pierda tres elecciones seguidas, incluso yendo como candidato contra un funcionario de segunda línea…ya sería un cadáver político de esos que en el peronismo abundan. Pero Cristina sigue siendo, con un techo bajo y limitado, la expresión política que más votos junta en la oposición, porque justamente es la única muestra clara de una contracara fuerte al gobierno que tenemos. Es la imagen de lo que supimos ser antes del Ingeniero. Nunca se preguntaron ¿Qué rol tendría Cristina en un gobierno peronista, sabiendo que todos se agrupan detrás de quién conduce? ¿Qué hubiese sido de Cristina con Scioli Presidente? ¿Por qué tanta necesidad de estar en el centro del debate cuando sabes que no alcanza con lo tuyo? ¿Podría Cristina sobrevivir sin estar en el escenario principal?

Empecemos a preguntarnos seriamente si la posibilidad de pacto Macri-Cristina o Cristina-Macri es una realidad. De un lado y del otro, lo negaran rotundamente, pero la política es rosca, y la rosca es el escenario donde lo imposible ser vuelve real, donde lo incuestionable deja de serlo, donde los medios se usan para justificar el fin.

(Visitas Totales 1 , 3 Vistas Hoy)