Reapareció Cristina Fernández

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, inauguraron este lunes una obra en el Hospital de Niños «Sor María Ludovica», de la ciudad de La Plata. El acto se llevó a cabo a partir de las 14:30 en el edificio ubicado en las calles 14 entre 65 y 66.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof calificó como “una vergüenza” que el Gobierno de Cambiemos no haya finalizado las obras en los hospitales que se habían iniciado durante la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

“Esta obra se planteó en el 2010, pero en agosto de 2019 se paralizó», sostuvo el gobernador y recordó situaciones similares ocurridas en otros hospitales durante la gestión macrista.

La obra en el Pabellón de Salud Mental del hospital pediátrico de la capital bonaerense requirió una inversión de $148.605.766. Es uno de los trabajos más importantes dentro del Plan Sanitario que se lleva adelante desde el comienzo de la gestión para fortalecer el sistema de salud bonaerense y atender la la emergencia a causa del contexto de pandemia de coronavirus.

Kicillof aseguró que «era una deuda inmensa» mejorar las «instalaciones y la precariedad edilicia» del edificio en el Hospital de Niños «Sor María Ludovica» de La Plata».

«Esta es una de las 125 obras que se reiniciaron. El trabajo que hicimos para empezar y terminar 125 obras es lo que marca la diferencia y es lo que hace que en la provincia de Buenos Aires nadie haya necesitado un respirador, una cama o personal de salud y no lo consiguió, porque se hizo lo que se tenía que hacer».

El gobernador bonaerense resaltó: «Cuànto más fácil hubiera sido si esta pandemia nos agarraba con las computadoras repartidas, con la inversión que había que hacer. Pero ahora, venir a poner más angustia, venir a ponerle a una pandemia más odio, venir a generar división cuando lo único que pedimos es que si quieren realmente en esta pandemia actuar de oposición responsable que ayuden con algo, que consigan vacunas, que se pongan de voluntarios, que acompañen a la gente que sufre en vez de recorrer y peregrinar por los canales de tv y twitter llenando de odio a la gente».

Por su parte, la vicepresidenta Cristina Kirchner pidió a la dirigencia política que deje «la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política» y que «contribuya a que no haya tantos contagios» de coronavirus. «Hay que llegar a un acuerdo básico mínimo; hay cosas que no podemos discutir», afirmó, y reclamó «en nombre de tanta gente que no se vacunó por miedo y ya no está» que se termine esa «disputa política» en torno a la pandemia.

La vicepresidenta celebró que el país recibió 20 millones de vacunas y en ese marco pidió a la oposición «en nombre de tanta gente que tal vez no se vacunó por miedo y hoy ya no está y sus familiares lo lloran, en nombre de los trabajadores y trabajadoras de la salud, que por favor dejemos la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política, y contribuyamos a que no haya tantos contagios, a que la gente quiera vacunarse».

Al inicio de su discurso, Cristina expreso que «quise estar aquí por varias cosas: por historia y por coyuntura. Primero porque Axel me comentó que esta era una obra que había sido iniciada por otro gobierno. Me acabo de enterar recién que había sido planificada en el año 2010, pero lo cierto es que uno puede planificar pero lo importante es cuando las cosas comienzan. Esta obra había sido comenzada por el gobierno de Vidal y sin embargo le quedaba mucho por hacer pero hubo una decisión del gobierno de Axel Kicillof de seguir» con la obra.

Agregó: «Recién Axel rememoraba que cinco hospitales en el conurbano que los habíamos casi terminado en un 95% o en un 85% y sin embargo no los continuaron. Vinimos (al hospital Sor María Ludovica) y los hemos terminado».

«No somos todos iguales», afirmó Cristina, pese a que eso plantee «el mundo de la antipolítica».

Señaló que también quería asistir a La Plata «porque me parece que es importante recalcar que también se ha instalado que algunas cosas en relación a la campaña de vacunación son porque hay una grieta. A este hospital venía cuando era chica, acá me vacunaron con la sabín oral. La campaña de la poliomielitis fue después del derrocamiento de Perón, se imaginan la grieta que había en el país. Nos vacunaban obligatoriamente y a nadie se le ocurría decir ‘no me doy la vacuna’. No podías cantar la marcha peronista, ni decir la palabra Perón o Evita. Así que se imaginan si había que luchar por las libertades, pero no por las libertades de no vacunarme o de enfermarme, o de contagiar al otro. Por las libertades en serio, por las libertades de votar, de elegir al que uno quiere. Hay cosas que escapan a la grieta, que son mentira que son producto de la grieta. Son producto de la irracionalidad, que debemos decir que no es patrimonio único de la Argentina».

En otro tramo, se refirió al sistema sanitario del país: «Dije que debíamos repensar el sistema de salud y que debíamos ir a un sistema integrado entre los tres subsistemas que existen: público, obras sociales y prepagas. Se armó una… Díganme, ¿no está integrado acaso a las patadas y a la fuerza porque lo impuso la realidad ya que las prepagas no saben dónde colocar a la gente? Lo peor que le puede pasar a una sociedad o gobierno es negarse a discutir la realidad y las cosas evidentes. Tenemos que tener la valentía y sobre todo la inteligencia de poder anticiparnos a lo que va a venir. Sentarnos a discutir sobre cuestiones concretas y buscando soluciones, no buscando divisiones y entorpecer al otro».

La vicepresidenta también hizo en otro pasaje de su discurso un «llamado a los medios de comunicación» para que contribuyan a garantizar información veraz a la población y que no se ponga «en duda la palabra de los médicos y de la ciencia». Agregó: «Debería haber un acuerdo tácito de la sociedad para hacerle caso a los médicos».

En esa línea, Cristina Kirchner pidió «no buscar divisiones ni entorpecer al otro» en el marco de la gravedad que implica la pandemia de coronavirus porque, consideró, eso «es lo peor que le puede pasar a la sociedad»·

Y concluyó: «Vamos a salir con la vacuna, vamos a volver a ser felices» expresó y consideró necesario que la dirigencia «discuta las cuestiones verdaderamente importantes» para la sociedad.

La obra en el hospital platense

La obra en Hospital de Niños «Sor María Ludovica» comenzó en octubre de 2017, fue discontinuada por el gobierno anterior, se reinició el año pasado y se finalizó en 2021. «La obra se reactivó durante la pandemia, luego de haber quedado abandonada en la gestión anterior faltando gran parte del desarrollo de la misma para su finalización», dijeron fuentes del gobierno bonaerense.

«En agosto pasado, se habilitaron los tres pisos para internación, incluyendo el segundo piso que cuenta con camas de internación especial. Todos ellos adaptados a la posibilidad de contar con instalación de gases medicinales, aportando al sistema sanitario 38 camas con capacidad de atención de pacientes con Covid», detallaron.

Terminada la pandemia, la obra tiene como destino original y definitivo la asistencia a menores con problemas psiquiátricos, que por sus patologías y necesidades de asistencia, requieran internación médica.

El nuevo edificio cuenta con un subsuelo de 166 m2, la Planta Baja de 382 m2, un primer nivel de 457 m2 y un segundo y tercer nivel de 366 m2 cada uno. Se suma así una superficie cubierta total de 1.761 m2 de obra nueva provista de instalaciones de gases medicinales para internación.

En el subsuelo hay una sala de máquinas con área de tableros, cisterna, batería de termotanques; en la planta baja hay un área de salud mental, que incluye consultorios, habitaciones individuales de internación y un salón de usos múltiples. En tanto en los niveles 1° y 3° hay habitaciones compartidas de internación; en el 2° piso se desarrolla un área de internación especial y en la azotea hay un espacio para la colocación de los equipos para la instalación de climatización, como así también los tanques de reserva.

En 2008, como presidenta, Fernández de Kirchner, recorrió las obras de ampliación y modernización del Hospital de Niños, para lo que se dispuso una inversión que ascendió a más de 20 millones de pesos.

Luego, en octubre de 2015, la entonces senadora nacional donó 40.000 euros al hospital pediátrico, producto del juicio que le había ganado al diario italiano Corriere Della Sera por publicar información falsa.

(Visitas Totales 1 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.
Redacción - prensa@abcenlinea.com.ar