Último momento: licitarían EDESUR para correr a la italiana Enel

El gobierno analiza una salida al conflicto con Edesur que implicaría convocar a una licitación internacional para que un nuevo grupo inversor se haga cargo a partir del 2022 de la compañía que administra la multinacional italiana Enel.

«Termina el período de gestión y se abre nuevamente el paquete mayoritario. El estado está en condiciones de evaluar la gestión», respondieron fuentes cercanas al interventor del ENRE.

Según establece el contrato, la concesión de la distribución eléctrica tiene un plazo de 95 años, pero con «períodos de gestión» de diez años que habilitan el llamado a un concurso público internacional.

«Una licitación internacional no se arma de un día para el otro. Tiene que haber una comunicación formal del poder concedente que se va a iniciar ese proceso, el Ente regulador lo tiene que instrumentar, se tiene que comunicar al distribuidor. Va a exigir un trabajo de dos años. Se tiene que empezar ya mismo», indicó a este medio una fuente del sector que asesora al gobierno en la materia.

En dicho proceso, el titular del paquete mayoritario tiene derecho a presentar bajo sobre cerrado el precio en el que valúa sus acciones y ante una igualdad con la oferta de la competencia tiene prioridad para conservar sus activos.

Es por eso que la clave es tener una negociación avanzada con un grupo inversor que esté dispuesto a hacer una oferta que no deje lugar a dudas. «Si no va a entrar nadie mejor ni lo hagas porque le levantas el precio al que está», destacan en el sector y ponen como ejemplo el caso de Metrovías, donde el Grupo Roggio terminó quedándose con el subte a pesar de la fuerte competencia internacional inicial.

Edesur hoy está controlada por la multinacional italiana Enel, que ha concentrado su mirada para la región en Brasil, donde se quedo con la red eléctrica de San Pablo. Esta multinacional es un gigante del sector que controla a la española Endesa.

En ese sentido, fuentes del gobierno aseguraron que algunos grupos ya le hicieron saber a Alberto Fernández que están interesados y por eso evalúan llamar al concurso a mediados del 2021. La idea principal es que la jugada sirva a modo de presión para que los actuales controlantes de Edesur aumenten las inversiones y, de ver una respuesta favorable en otras empresas, avanzar con la licitación.

(Visitas Totales 1 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.