Alberto empodera a los intendentes para frenar la suba de precios

El coronavirus llegó para cambiarlo todo. No sólo trastocó las rutinas de los habitantes del país, su modo de trabajar y hasta de saludarse, sino que también modificó los roles de cada actor de la sociedad.

En este contexto, los intendentes se han convertido en una especie de custodios del territorio. Quedó en evidencia, días atrás, cuando tuvieron que montar operativos de asistencia a jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales para ordenar el cobro en los bancos.

Es cierto que fueron obligados a hacerlo frente al caos que se vivió durante la primera jornada, pero fue por su respuesta que ahora el presidente Alberto Fernández decidió otorgarles un nuevo e importante rol: controlar los precios máximos en los negocios de cercanía.

Según adelantó el proprio presidente Alberto Fernández, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, modificará la Ley de Defensa de la Competencia y habilitará a los jefes comunales a sancionar a los comercios que incumplan la normativa.

Hasta ahora, los intendentes sólo podían controlar, pero no penalizar. “Está lleno de pequeños comerciantes que especulan con la necesidad de sus vecinos y les cobran lo que no les tienen que cobrar. Eso también pasa. Eso pasa mucho. Y el hecho de que sea chico no lo hace menos ambicioso y eso hay que corregirlo”, dijo el jefe de Estado en una reciente entrevista.

La noticia, por supuesto, fue bien recibida por todos los alcaldes bonaerenses, sin distinción partidaria. «Con la crisis por la pandemia, el rol de los intendentes crece; y los precios son una de las grandes demandas de la comunidad. Más allá de los colores partidarios, hoy estamos colaborando; creemos que con este decreto se nos van a dar más herramientas para que no se desmadren los precios de los productos básicos», dijo Diego Valenzuela, intendente macrista de Tres de Febrero.

Y añadió: «Los gobiernos municipales estamos enfocados en ayudar, pusimos todo el trabajo que veníamos haciendo en suspenso, mientras continuamos las tareas básicas».

Por su parte, Fernando Moreira, intendente de San Martín, resaltó que en su distrito “tenemos una oficina de Defensa del Consumidor muy activa y en estos momentos sumamos mucha gente a ese dispositivo; estamos haciendo recorridas permanentes. En los supermercados más grandes no hemos encontrado grandes problemas; en los negocios de proximidad la realidad es diversa. Estamos encima, pero es un trabajo de todos los días». 

La medida no sólo recibió el visto bueno de los intendentes, sino también de la Legislatura. «Es imprescindible que se dejen de lado diferencias para acompañar al Presidente», sostuvieron el senador provincial Francisco «Paco» Durañona (Frente de Todos) y el diputado provincial Daniel Lipovetzky (Juntos por el Cambio), quienes elaboraron juntos un proyecto que va en el mismo sentido del anuncio del Presidente.

«Siempre fue un problema en los territorios los aumentos de precios, a veces de manera irresponsable como está pasando hoy», apuntó Lipovetezky, y agregó que «en los municipios había una laguna en el control de precios máximos y para poder fijar las sanciones».

(Visitas Totales 1 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.