El cocinero del PRO blanqueó el ajuste en Quilmes

El conocido chef, Martiniano Molina, dialogó con Página 12 y explicó cómo piensan gestionar, qué medidas le parece importante llevar adelante y cómo se define políticamente.

En primer lugar señala que no tiene experiencia para gobernar una intendencia y que aceptó la candidatura hace cinco meses. “Nadie nace intendente. Estos cinco meses fueron una preparación enorme. Mi viejo estuvo en la gestión con Eduardo Camaño y en el Ministerio de Salud de la provincia. La política en casa fue una constante. Yo venía trabajando en cuestiones sociales, el tema de las huertas. Vivo en el río de Quilmes, una zona bien humilde, en una cabaña de madera que yo mismo construí”, explica.

En este sentido aseguró que no es peronista, ni radical, ni de derecha, ni de izquierda pero viene de una familia peronista y que comulga los valores de la justicia social. Además enfatizó en que “hay que dejar de hablar de derecha y de izquierda” y “ponerse a laburar para el bien común”.

Por otro lado sostuvo que revisará la planta de empleados municipales dado que “Quilmes tiene una planta muy grande”. “Cuando uno habla del empleado municipal, parecería que estaría hablando despectivamente. Cuando vas al municipio, ves que la gente no está con demasiadas ganas. El municipio se podría gestionar con cuatro mil empleados y tiene ocho mil. Yo no digo que voy a despedir gente. Digo que la gente que no trabaje no va a estar. No queremos ñoquis. ¿Quedó claro?”, enfatizó.

También se refirió a la recolección de residuos y dijo que cuando se municipalizó la basura “el servicio está mucho peor”. “La solución no era municipalizarla. Si el 11 de diciembre los camiones municipales están destruidos, hay que salir a contratar a alguien. Hay que limpiar la ciudad”, expresó.

Sin embargo aclaró que le gusta que el Estado pueda hacerse cargo. “Hay una posibilidad también de que pueda ser mixta. No tengo una decisión tomada, pero quiero dejarles la tranquilidad a los trabajadores de que no van a perder el laburo”, dijo.

Por último se refirió a la policía municipal. Explicó que “hay que mejorar su formación y equipamiento” y afirmó que María Eugenia Vidal lo hará. En este marco concluyó que respecto a la Bonaerense la reciente gobernadora va a hacer un cambio y va a elegir el jefe de la policía.

(Visitas Totales 1.551 , 1 Vistas Hoy)