El sector más beneficiado por Mauricio Macri

En un contexto económico paupérrimo, en donde los salarios reales sufren una de las peores depresiones de las últimas décadas, en dónde los comercios sólo pueden apostar a la supervivencia, en medio de una ola de cierres por los desorbitantes costos y una recesión que arrasa con todo lo que se encuentra en su camino, se dio a conocer un informe con los números del sector más beneficiado con la política económica del gobierno de Cambiemos.

El sistema financiero, en rigor, cerró el año con una rentabilidad de 172.106 millones de pesos, un alza de 121% respecto a los 77.709 millones de 2017. De todos modos, y más teniendo en cuenta la inflación que hubo en el año, una de las mejores maneras de comparar los resultados es teniendo en cuenta su patrimonio neto anualizado (ROE), donde el ratio saltó 47%, pasando de 23,3% en 2018 a 34,4% en 2018.

Por otro lado, al tomar los resultados en función de sus activos (ROA), la ganancia de los bancos también creció, aunque en menor medida, ya que refleja la caída en el stock de crédito de los últimos tres meses del año. Así, según los datos del informe sobre bancos que difundió el Banco Central, el ROA pasó de 2,8% en 2017 a 3,9% en 2018, un alza de 39,2%.

Durante los doce meses, los bancos se fueron adaptando al contexto local y el motor de la rentabilidad fue cambiando. En los primeros meses se apoyaron en las Lebac, y en menor medida en el crédito al sector privado; luego los distintos saltos del dólar le aportaron ingresos extras por la diferencia de cotización y en los últimos meses las Leliqs fueron su vaca lechera.

En diciembre, de hecho, las letras de liquidez del BCRA fueron el principal factor que explicó un alza mensual de casi el 118% en sus resultados, que pasaron de $10.639 millones a $23.199 millones.

En su informe, el Central destaca la mejora en el margen financiero y explica que fue «fundamentalmente por mayores ganancias por títulos valores y reducción de los egresos por intereses». Esa mejora en títulos valores se debe en gran parte a su tenencia de Leliqs y la menor pago por intereses refleja la baja gradual en la tasa de los plazos fijos y un crecimiento menor en el stock al del mes previo.

Además, agrega el BCRA, esos efectos fueron parcialmente compensados «por la disminución de las ganancias por diferencias de cotización y por ajuste CER y menores ingresos por intereses». En otras palabras, los bancos ganaron menos por la variación del dólar –tanto por el impacto en sus activos como por las comisiones en operaciones de cambio- y dieron menos crédito al sector privado.

(Visitas Totales 1 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.