Enredos lingüísticos y astucia matemática para un ciudadano despistado

Cuesta buscar un análisis de carácter teórico luego de enfrentarse a la dura realidad inmaterial de los números, pero nunca está demás repasar algunos puntos interesantes que nos dejaron las bellas PASO 2015 de la Ciudad de Buenos Aires, capital del país.

0001274043

No hay que descuidar el pequeño dato de que sea uno de los tres distritos electorales con más peso en las elecciones a realizar el 25 de octubre donde se definirá el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner. Pero pasemos a lo interesante si es que lo hay.

Las elecciones de ayer no solo tenían el condimento de que luego de ochos años se iba a cambiar de jefe de gobierno a la hora de la votación sino que además el partido Propuesta Republicana o bien conocido como PRO liderado por el actual jefe de gobierno Mauricio Macri (precandidato presidencial) se encontraba en un pequeño berenjenal a primera vista.

Por primera vez su partido estaría divido en la ciudad. Es de público conocimiento que la interna entre Rodríguez Larreta (delfín de Macri) frente a Michetti tuvo momentos de tensión. La elección estuvo condicionada desde el momento que el jefe del partido se jugó extrañamente por uno de los dos candidatos. La senadora no pudo revertir el mensaje orgánico en las urnas. Estaba más que claro, ella no podía ser la jefa de gobierno para su propia organización.

¿Pero que nos dejaron los números? El PRO como partido saco la cifra más que interesante de 47,3%, Horacio gano la interna sacando el 28,4% quedando un trecho extenso hasta los 18,9% de Gabriela. La pregunta principal fue: ¿es mucho o poco 47%? Los datos vuelven a susurrar algo, al comienzo de este viaje, mejor dicho el año 2007, Mauricio saco en la primera vuelta (45,62%) y en la segunda más del 60%, convirtiéndolo en el manager de la ciudad. Cuatro años más tarde Mauricio no logró juntar el caudal nacional esperado y decidió repetir su proeza en la capital, logrando una pequeña mejora en su performance, de 47% en la primera vuelta, quedando a tres, solo tres por ciento de la victoria en un solo asalto.

Ojo yo sé que está pensando usted. El PRO desde su aparición tiene un piso muy alto. Más del 45% de los votantes de la ciudad se siente atraídos y ni si quiera la propia interna pudo bajar el porcentaje que el partido viene demostrando elección a elección. Es el momento que le diga algo: esto no es tan lineal y si tiene su peso especifico. El resultado de las PASO, ahora, no es la simple suma de las partes creando el cuerpo ganador, sino que muchos de los votantes, como sueña la “revelación” Lousteau son de composición golondrina. ¿Qué quiere decir esto? Que muchos de los que votaron por la senadora no van apoyar a Larreta sino que su voto fluctuará principalmente por el perfil del porteño, a Lousteau y en algún trasnochado quizás hasta el FpV. Michetti se acomoda ahora en el podio de las grandes perdedores de ayer. Apostó a ser más en su propio partido, se puede entender su campaña como hasta una disputa de liderazgo; la astucia de los días anteriores se convirtió en dolor. Todo fue ganancia para el líder, Mauricio no ocultó su felicidad, seguramente tampoco su amigo Nicky Caputo menos aún il consigliere Duran Barba.

¡Pero no se vaya que hay un poquito más! ¿Se acuerda usted del ministro de la 125? La del campo, que paralizó al país. El que le pifio a una cuenta pero que luego se fue en la ola del desconcierto y revivió a fuerza de un escándalo que no viene al caso, porque acusarlo de acostarse con una mujer embarazada y con pareja es algo que no tiene que ver con la política. Este hombre fue el segundo que se subió al podio de los laureles. No sólo ganó su interna conformada por un trinomio (el ganador con 17,8%, seguido por Ocaña con el 4,1%, y finalmente Borthagaray con el 0,3%) sino que se ganó el segundo puesto con su fuerza Energía Ciudadana Organizada, ECO, sumando la cifra de 22,2%. Se acomodaron ahora en la carrera, donde Lousteau, como dijimos antes, buscará captar al votante de Michetti tratando de llegar al ballotage con Larreta y ganarle la jefatura de gobierno.

CDmOSY5W0AAoWQS

La esperanza aflora desde ECO, la de ser la alternativa de gobierno, pero no me quiero ir sin repensar que ECO tuvo ayer en su búnker la presencia de dos grandes personajes de la política. Ernesto Sanz en representación del partido radical, y Lilita Carrió (la misma que convocó a la movilización del campo sojero en contra de la 125, sí la de ¡Lousteau!) en representación de la Coalición Cívica o de una parte, ya que la otra apoya la candidatura de Margarita Stolbizer, reminiscencias del viejo acuerdo UNEN. Pero si usted está zozobrante, yo lo entiendo. Resulta que la segunda fuerza de la ciudad no es más que una colectora del proyecto macrista nacional, quien le va a negar el beneficio de la duda que no sea también en la ciudad, como dijo ayer Carrió en los festejos: “La capital es de la República y no de La Cámpora o de Aníbal Fernández”. Solo me queda un último interrogante, en este especie de momento místico, estará Elisa esperando la puñalada de Marco Bruto (Lousteau) y que Larreta diga Tu quoque, Brute, fili mi.

Yo sé que esto parece interminable, pero no se preocupe, ya casi arrancan los lentos y el boliche cierra, así que no se vaya ahora que quizás liga algo de rebote. El momento más difícil de la noche quizás lo tuvo que afrontar Mariano Recalde, el actual titular de Aerolíneas Argentinas que le tocó bailar con la más fea. No quiero introducirme al compañero camporista sin antes remarcar que hay tantos peronismos posibles como argentinos y anteayer se vio una expresión extraña para el peronismo, el FpV llevó a siete candidatos a Jefe de Gobierno Porteño, superando hasta la importante suma que tenía el MST. Este último llevó a cuatro candidatos que no lograron saltar el umbral que los dejara en juego para la generales de julio. Por su parte el frente para la victoria fue liderado por Recalde quien llegó a los 12,3%, en el segundo lugar de la puja intestinal kirchnerista fue ocupada por Gabriela Cerruti con 2,1% y el tercero por el ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra que logró el 2% y monedas. ¿Se pregunta por el resto? Claro, quedan cuatro precandidatos más. Heller se quedó en la puerta del umbral con 1,4% mientras que entre los tres últimos López, Ramos y Oviedo no llegaron al 0,8%. Desde lejos se notaba el liderazgo en la internar de Recalde, se puede asumir que fue siempre el verdadero candidato. La sorpresa estuvo en los porcentajes, todo el FpV logró el 18,7%. ¿Donde lo pone eso a la fuerza oficial a nivel nacional? En lucha pero corriendo desde atrás, ya que no sólo no estuvo tan cerca de los pisos de otras elecciones, como cuando Daniel Filmus fue candidato primero en el 2007 logró 23,7% y cuatro años más tarde el 27% logrando llegar a la confrontación electoral con Macri en dos ballotages seguidos, del que luego salió derrotado ambas veces.

CDmPTfyW0AEUeNn

No hay que perder de vista el fino detalle de que Daniel (no el de la naranja mecánica sino el ex ministro de Educación) logró ese porcentaje en elecciones de carácter general, ya que este año se realizaron las primeras PASO de la ciudad. Pero si tomáramos estos datos de forma comparativa encontraríamos que frente a esos dos cifras respectivamente el FpV bajó más de ocho puntos y medio y si la comparamos con la primera cinco puntos, porque las siete listas en conjunto del kirchnerismo como dijimos anteriormente lograron el 18,7% de los votos y perdieron en esta pelea que posiblemente tenga tres asaltos el segundo lugar en manos de ECO. Además estuvieron por debajo el porcentaje del tercer lugar que obtuvo en el 2007 Jorge Telerman con su Corriente Porteña que consiguió casi el 21% de los votos, pero logrando un aumento de más de cinco por ciento frente a la tercera fuerza del año 2011 que fue Proyecto Sur con casi el trece por ciento. Como última comparación de un mano a mano Recalde saco el 12,3 frente a los 12,8 de Pino Solanas. A las claras se puede observar un momento dificultoso, un cambio de estrategia y la centralidad de votos puede lograr una crecida en las urnas para el FpV en busca de su viejo caudal, luchando por meterse en el ballotage que hoy parece más lejos que cerca. Como dato de color quizás algunos bajos porcentajes y una segregación en tantas listas, prenden la alarma de más de simpatizante que no ve con tan buenos ojos la extensa lista de precandidatos presidenciales del kirchnerismo.

Ya cortaron la música y lentamente se empieza a retirar el lector de esta pequeña reseña pero antes quiero destacar algunos puntos cortos. El primero es que el FIT a la cabeza con Myriam Bregman triplicó los votos recibidos del 2011, Tranquila señora de la comuna 2, el aumento es de 0,7% a 2,2% siguiendo en carrera para las generales y en busca principalmente de la inserción de un legislador. En segundo lugar que el “buen tipo” de Luis Zamora volvió con los suyos de siempre y metió un cómodo 2% mejorando el 1,4% del 2011. Luis, un horizontal sin coordinación, casi sin militantes y mas que obvio sin programa sigue teniendo algo así de treinta mil votos -más menos- duros, algo exótico pero real. Se ve que todavía pesa cuando Su Giménez dijo “Me gusta Zamora porque dice la verdad. Es un zurdo que vive como zurdo. No tenía un mango, era un idealista”. ¡Entonces salud por Luis que sigue siendo esquivo a la organización de un movimiento unificado de izquierda pero pragmático a la hora de robarle votos! Así, tenemos los cinco candidatos que van a la general para jefes de gobierno: Larreta por el PRO, Lousteau por ECO, Recalde por FpV, Bregman por el FIT y Zamora por el Zamorismo llamado Caminamos Preguntando. El último boletín casi como una posdata es recordar que el candidato de aquel Tigre que habita la primer seccion del conurbano bonaerense no logro sacar ni el 1,5% necesario. Guillermo Nielsen rozó los 0,9% convirtiéndose casi en un personaje lastimoso, y el líder del Frente Renovador en una cascada de deserciones partidarias y derrotas electorales. Que Lozano no logró y se quedó arañando la puerta de entrada para competir como el sexto candidato a jefe, Aunque sí logró entrar su legislador Itaí Hagman. Teléfono Claudio, es para vos.

CDmObexW0AIaBJR

Destacar por último la performance del Comandante Ivo Cutzarida quien superó a siete candidatos en votos entre ellos Humberto Tumini y Pablo Ferreyra pero no le alcanzó para meterse en la pelea.

Desde ya gracias por tomarse el tiempo de leer el análisis de un despistado ciudadano y ojo al piojo como decía mi abuela, los números no lo son todo y un claro ejemplo es que según estos Luis Enrique es el mejor DT del Barcelona de la historia y si uno mira un poquito de futbol ya se da cuenta que como los economistas, los números muchas veces mienten.

(Visitas Totales 1.307 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.