Implosión del massismo: Cariglino y Acuña tras los pasos de Posse

En Junín, Sergio Massa congregó a su precandidatos para la Gobernación bonaerense, como también a legisladores e intendentes provinciales. El clima previo estuvo marcado por la tensión que generó la fuga del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, que ya pisó las costas del PRO de Mauricio Macri.

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Hasta antes de la cumbre, la lista de anotados estaba conformada por Francisco De Narváez, Mónica López, Jesús Cariglino, Darío Giustozzi y Felipe Solá. Sin embargo, de manera más que llamativa el intendente de Malvinas Argentinas pegó el faltazo y sin previo aviso. No sólo el malvinense estuvo ausente en esa tertulia, otro barón del Conurbano tampoco asistió, el jefe comunal de Hurlingham, Luis Acuña.

Desde hace meses, estos dos caciques vienen tendiendo puentes con el PRO y siempre estuvieron bajo la lupa de sospechas de una posible fuga. Los motivos que estos alcaldes fundan en su descontento son armados locales del propio Frente Renovador que juegan en contra de su poder e intereses.

Antes del inicio de la cumbre, Massa realizó una pequeña rueda de prensa ante periodistas locales. Ante la consulta por la ausencia de Cariglino y las posibilidades de sumar a Martín Insaurralde, respondió tajante: “Los cuatro candidatos que van a las PASO están acá”.

Una vez adentro se intentó calmar las agitadas aguas de la interna por la Gobernación. Sucede que durante las últimas horas la diputada bonaerense, Mónica López y su esposo, el diputado nacional Alberto Roberti, descargaron toda su furia contra Francisco De Narváez y no dudaron en lanzar misiles vía Twitter. Un poco más moderado, pero sin falta de puntería, el titular del bloque de Frente Renovador en el Congreso, Darío Giustozzi también disparó contra el empresario, quien desde que arribó a las costas massistas se muestra como el candidato estrella de ese espacio.

Por el lado del matrimonio López-Roberti, el diputado nacional pidió que la legisladora provincial “al menos” compita en las PASO de agosto. Por el lado de Giustozzi, se corrieron las versiones de que “si lo bajaban, ya tenía todo listo para jugar con ‘El Flaco’”. “El Flaco”, cabe destacar es el ministro del Interior y Trasmporte y precandidato presidencial del FpV, Florencio Randazzo.

Sin embargo, Massa logró calmar a los precandidatos que fueron hasta Junín y hasta les dio su bendición en público. Los anotados que quedaron son: De Narváez, Solá, López y Giustozzi.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 101 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.