Monzó reivindicó la “rosca” política

Por unanimidad de todos los bloques, la Cámara de Diputados eligió por cuarta vez
consecutiva a Emilio Monzó ( Cambiemos ) como presidente del cuerpo; será el último
año en que el Monzó ocupará ese cargo, pues ya anticipó que no buscará la renovación
de su banca en 2019 por sus diferencias con la estrategia política y electoral que lleva
adelante un sector del Gobierno.

Con la presencia en los palcos del ministro del Interior, Rogelio Frigerio , y de su
segundo, Sebastián García De Luca, un Monzó visiblemente emocionado agradeció el
apoyo que recibió de los distintos bloques de la oposición. Paradojas de la política,
Monzó encuentra más elogios a su gestión en los diputados (no sólo del oficialismo, sino
sobre todo de la oposición) que en la Casa Rosada. Todos y cada uno de los bloques –
salvo la izquierda, que se abstuvo- destacaron su vocación de diálogo, su visión plural y
su cintura política.

“Si a veces el gobierno nacional hubiera escuchado más a Monzó muchas cosas se
habrían solucionado -aseveró el jefe del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner-.
Espero no generarle inconvenientes con lo que estoy diciendo, pero en verdad ha sido
un hombre de diálogo en momentos difíciles en los que había que tomar decisiones
urgentes. Desde el lugar en el que decida hacer su carrera política, lo vamos a seguir
valorando”.

Previamente, el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri , exaltó las cualidades
personales y políticas de Monzó al proponerlo para conducir nuevamente la Cámara.
“Monzó sintetiza las condiciones básicas e indispensables para conducir una cámara en
la que el oficialismo no es mayoría. Sus cualidades personales, políticas, la conducción
plural, su templanza y su paciencia para construir consensos en estas condiciones no es
una tarea sencilla”, enfatizó Negri.

Posteriormente, el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi , elogió “las
cualidades personales y políticas de Monzó, su trato amable con todos los bloques de la
oposición”, aunque también advirtió sobre el balance pobre en materia de sanción de leyes y de sesiones que arrojó este año parlamentario. “La responsabilidad de ello es el oficialismo, que es el responsable de reunir el quorum y alcanzar los consensos”, criticó.

Por su parte, Graciela Camaño , jefa del bloque del Frente Renovador , metió una cuña
en el agitado clima interno que se vive puertas adentro de Cambiemos. “Yo voy a votar a
Monzó por las rabietas de Mario Negri y de Elisa Carrió . Esas rabietas del oficialismo
hacen necesarias las cualidades de Monzo, además de su prestancia para atender a
todos los bloques y permitir que todos puedan expresarse”, enfatizó.

(Visitas Totales 1 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.