Posse le exige a Massa que se junte con Macri para que no gane Scioli

 

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Gustavo Posse, intendente de San Isidro, es un aliado de Sergio Massa. Hombre díscolo por demás, constantemente es fuente de planteamientos hacia la figura de Massa, y constituye además una especie de fuerza centrífuga del Frente Renovador. Motivos no le faltan: sufre los constantes embates de la suegra del tigrense, Marcela Durrieu, en el Concejo Deliberante sanisidrense, y los del cuñado de Massa, el senador provincial Sebastián Galmarini, en el territorio.

Esta vez la exigencia (renovada por cierto) del sanisidrense a Massa es que este último se una con Mauricio Macri, de manera tal que puedan enfrentarse en condiciones más ventajosas a Daniel Scioli. Al ser consultado por ello por Perfil, Posse indicó que “Hay que intentar hacer el esfuerzo. En la provincia de Buenos Aires, que es una provincia retrasada, no hay ballottage. En Buenos Aires se puede perder por un voto, y por qué no reunir a los dos. Me gustaría ser candidato de un espacio común. No subestimaría nunca a Scioli, y haría un esfuerzo enorme para reunirnos”. Esta declaración agrega además el pronóstico de que si Macri y Massa no se unen, Scioli ganará la elección.

En la entrevista con Perfil, cuando fue consultado acerca de la gestión de Scioli, indicó que “No es su fuerte. Seguramente tiene virtudes con su flexibilidad, con el hecho de ser un hombre de diálogo, y lo ha volcado hacia donde quería, que es a ser candidato del kirchnerismo y del ultrakirchnerismo. Hoy Scioli no lo mires por el lado de la gestión porque mediríamos mal. Miralo por el lado del uso de la imagen. El aparato que tiene detrás es poderoso. Estamos delante de un escenario similar a 2011.

Anteriormente se había despachado contra Martín Insaurralde y su siempre posible incorporación al Frente Renovador. “A Insaurralde, la última vez que lo vi, fue votando todas las leyes del Gobierno. Las peores de todas. Uno disputa un espacio común con alguien que tiene espacios en común. Es difícil competir con alguien cuya gestión fue toda horrorosa. En Lomas gastaron mucho más dinero que el que gastamos en nuestros municipios. Lomas tuvo presidente, gobernador, cinco presidentes de cámaras legislativas, ministerios, todo a disposición y sin embargo es el África Central. Hay que pensar cómo hacer para sacar a la gente de Lomas de Zamora de esa indignidad en que viven. De ninguna manera festejaría la incorporación de uno de los responsables de la indignidad.

De esta manera, puede comenzar a pensarse como ya algunos de los exponentes de los espacios opositores sinceran las presiones que se les generan al visualizarse que la mescolanza de sus espacios sería la única forma viable de resultar vencedores en la contienda electoral. Así, Posse no hace más que ponerse a tono con las exigencias de hombres como Ernesto Sanz, quien ya había exigido una gran alianza opositora.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 86 , 1 Vistas Hoy)