Primos de verdad: Jorge Macri se apuró para llegar con el Metrobús pero los colectivos no le entran

La idea era inaugurar la iniciativa bis de la Ciudad de Buenos Aires en el mes de mayo o, a más tardar, antes de las elecciones. Sin embargo, todo parece demorado, entre otras cosas, porque las plataformas de acceso miden menos de ancho que los colectivos que tienen que poder entrar. Ya están rompiendo.

El Metrobús le viene trayendo varios dolores de cabeza a la gestión de Jorge Macri. Queriendo trasladar la impronta de la gestión de su primo Mauricio en la Ciudad de Buenos Aires, el alcalde de Vicente López se encontró con reclamos de comerciantes que tienen las calles bloqueadas por las obras y ahora un imprevisto: Las entradas a las plataformas serían más angostas que los colectivos.

Según el relevamiento realizados por arquitectos que supervisan las obras, los ingresos a las plataformas que se están construyendo miden 1,85 metros, pese a que los colectivos tienen un ancho aproximado de 2,40 metros. “Cualquiera que lo mira, se da cuenta, no hace falta ser ingeniero; ahora los están rompiendo, fue el hazme reír de todo el mundo”, señalaron vecinos comerciantes el portal El Argentino.

20150521092117_papelon

También hay problemas de altura: hay paradas donde tampoco entran los colectivos que tienen aire acondicionado, que son obligatorios en la Provincia de Buenos Aires, porque son más altos y pegan en la punta de la marquesina de la parada”, agregan. Todas estas demoras podrían devenir en un papelón post inauguración y un riesgo si se diera, como estaba planeado, antes de las elecciones.

(Visitas Totales 1.005 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.