Promesa incumplida: Macri aún maneja su fortuna a discreción

«Estoy buscando un instrumento que le dé mayor transparencia a mi situación patrimonial mientras dure la Presidencia», prometió  el 30 de noviembre el ya electo presidente Mauricio Macri en la televisión.  Según sus mismas declaraciones, el destino de su patrimonio sería un fideicomiso ciego como señal de transparencia.

El fideicomiso ciego es un instrumento financiero  que permite que un tercero (un administrador que puede ser una matriz de inversiones, como en Chile, o una persona física) maneje el destino de los bienes del mandatario. Dicho instrumento se utiliza en Estados Unidos  (Blind Trust) para evitar el conflicto de intereses entre el patrimonio de un funcionario y su función pública. El mandatario, delega su fortuna en un banco o una empresa de servicios financieros, sin tener control sobre el manejo de sus bienes depositados en el fideicomiso, ni siquiera para opinar sobre el vencimiento de sus bonos.

Según consta en su declaración jurada, presentada en la Oficina Anticorrupción, la suma del patrimonio  presidencial asciende a  $ 52.962.332.

Al ser consultado por este tema, el jefe de Gabinete Marcos Peña dijo. «Es un compromiso, sé que está en marcha y apenas esté terminado se comunicará, es parte del compromiso de transparencia». Sin embargo ya se cumplieron 100 días de aquella promesa y el presidente aún realiza movimientos financieros, como la venta de acciones que poseía de la empresa Yacylec, operación que alcanzó la suma de 1 millón de pesos .

(Visitas Totales 267 , 1 Vistas Hoy)