Santa Fe: 807 mesas sin escrutar pueden arrebatarle el triunfo a Del Sel

No ingresaron telegramas de dicha cantidad de urnas al escrutinio provisorio. Suman aproximadamente 190 mil votos. Bonfatti advirtió «Que nadie especule con los resultados, porque puede haber variantes». Hoy comenzará el escrutinio definitivo, con la presencia de veedores de todos los partidos.

Estamos hablando de 150 urnas que resultaron desestimadas y 657 cuyos resultados no fueron recibidos. La Secretaría de Tecnologías para la Gestión del gobierno santafesino explicó que finalizado el escrutinio provisorio se encontró un gran número de “mesas desestimadas (por error en la confección del telegrama) y no recibidas (no disponibles por error de la autoridad de mesa al haber introducido el telegrama en la urna u otra causa similar)”.

Claudia Catalín, titular de la Secretaría Electoral provincial, aclaró que «el escrutinio provisorio no tiene valor legal. Va a haber modificaciones en el resultado, por eso somos prudentes, porque las ansias no se logran calmar. Es grave lanzar sospechas sobre algo que no es definitivo». Eduardo Toniolli, candidato a concejal por el FJpV, sostuvo que 407 mesas de Rosario y 107 de Santa Fe que no habrían sido escrutadas. Catalín aseveró que gran parte de las mesas faltantes corresponden a los departamentos de Rosario, Santa Fe capital y San Lorenzo.

«Hay datos objetivos que nos dan fundamentos para dudar del resultado de las elecciones primarias difundido oficialmente», sostuvo Héctor Cavallero, ex intendente de Rosario y cabeza de la lista de diputados provinciales del Frente Justicialista para la Victoria. «Hay 52000 votos no consignados en el escrutinio a gobernador», dijo el diputado provincial Roberto Mirabella, cercano al candidato a gobernador, Omar Perotti.

Además del kirchnerismo, el Frente Social y Popular, el Frente de Izquierda y los Trabajadores y hasta el propio radicalismo efectuaron denuncias al respecto. Unión PRO Federal también habló de “serias irregularidades” en el recuento.

En estas PASO, pudo advertirse que el sistema de Boleta Única es complejo, incómodo y torna eterno el conteo de votos. Los propios fiscales del socialismo lo admitieron el último domingo, cuando vieron entorpecida tanto la marcha de la votación como la del escrutinio, que ahora terminó en escándalo.

(Visitas Totales 223 , 1 Vistas Hoy)