Por Santiago Costa. Siempre en época electoral se le da leña a La Cámpora. Fenómeno político de esta época, la agrupación juvenil kirchnerista despierta curiosidad, amores y odios pero suele ser víctima de su propia estrategia de ajenidad frente a los medios de comunicación.