Unidad peronista para honrar a los fusilados

Por Vanina Pasik. Fotos: Pablo Caprarulo y Facundo Nívolo

El acto por el 60º aniversario de los Fusilamientos de José León Suárez, que Rodolfo Walsh retrató en Operación Masacre, estuvo signado por el llamado a la unidad del peronismo. Los oradores fueron el intendente local, Gabriel Katopodis, el diputado nacional Leonardo Grosso, el secretario general de la CTA de los Argentinos Hugo Yasky, y Juan Carlos Livraga –el “fusilado que vive” que llegó a oídos de Walsh e inició su investigación–. Fue un evento con densidad política: había 12 intendentes bonaerenses, diputados, sindicalistas y organizaciones sociales.

El cierre estuvo a cargo de Katopodis. “Aquella dictadura (la de Pedro Eugenio Aramburu) quería eliminar al peronismo de la historia, sacarlo de la conciencia nacional de nuestro pueblo, y la verdad que no pudo, no nos venció”, denunció. Además, remarcó que el peronismo pudo sobrevivir a la proscripción, a dictaduras, y que supo perder y ganar elecciones. “Y ese peronismo ha aprendido de las derrotas y de las victorias. Ser peronista es aprender de la derrota, cambiar y volver a ganar”, dijo. Retumbaron los bombos. Y agregó que es el peronismo quien debe convocar “a todos los sectores del campo nacional y popular”, para construir “una nueva mayoría social y política en nuestro país”.

“Tenemos que seguir contando historias, como lo hicieron, para que hoy después de 60 años estemos aquí. Tenemos que contar las historias de nuestro pueblo más humilde que está sufriendo el ajuste, de nuestros clubes de barrio que combaten contra los tarifazos, de los estudiantes que defienden la educación y la universidad pública. El peronismo tiene que ser repensado. Va a tener que ser lo que el pueblo y la gente necesiten para este momento histórico, y esa es la tarea que todos los que estamos acá tenemos que emprender. Pero nuestro movimiento no es una fuerza testimonial. Estamos en la calle, en los barrios, en nuestro trabajo y en cada realidad para cambiarla y transformarla”, marcó el intendente.

Gabriel Katopodis
Gabriel Katopodis

En la misma línea fue Leonardo Grosso, integrante del Movimiento Evita, que subió al escenario con la camiseta del Club Central de Ballester que homenajea a los caídos de 1956 y a los reprimidos brutalmente en el barrio de La Cárcova, a pocas cuadras, en 2011, cuando la Policía Bonaerense defendía la mercadería de un tren de carga descarrilado, como si las autopartes tuvieran más valor que la vida de Mauricio Ramos y Franco Almirón, como si valieran más que la salud de Joaquín Romero, el fusilado que sobrevivió esa vez. Grosso, comenzó recordando a Elena Carranza, hija del militante gremial ferroviario, que falleció hace unos años, y que siempre militó en el distrito junto a los más humildes.

El diputado remarcó que los fusilamientos significan dos cosas: “el odio gorila contra los trabajadores, eran dispararon en contra de ellos pero también en contra de los derechos de los trabajadores, en contra del medio aguinaldo, en contra del avance que había tenido el pueblo con Perón y Evita”.

“No pudieron borrar la historia, nunca la van a poder borrar, porque el pueblo se organiza y avanza”, destacó Grosso. “Lamentablemente, 60 años después, vuelve a haber olor a rencor, a revancha, la venganza de los gorilas: querían ir contra el gobierno de Perón y de Evita, ahora van contra Néstor y Cristina, y los derechos conquistados en estos 12 años. Necesitamos conciencia. Este acto no tiene que ser un homenaje, tiene que ser un compromiso para construir la unidad necesaria para ganarle a Mauricio Macri en 2017 y en el 2019 y volver a traer la felicidad de los trabajadores, por los mártires, por el futuro de la patria. ¡No nos han vencido!”, terminó gritando.

Juan Carlos Livraga
Juan Carlos Livraga

Hugo Yasky, a su turno, resaltó que ese 9 de junio de 1956 pensaban que iban a salir a la calle a vivar el regreso del General Juan Domingo Perón, a vivar el fin de la dictadura contra las conquistas sociales. “La oligarquía de este país nunca perdonó ni a Perón, ni a la clase trabajadora haber construido la dignidad para nuestro pueblo. Y hoy los que gobiernan en nombre de la modernización, en nombre del sinceramiento aplican las mismas políticas de hambre que siempre la oligarquía, que siempre la clase dominante reservó para los trabajadores. Por eso: hay que construir la unidad para que el pueblo vuelva a gobernar nuestro país. Pero para eso hay que construir la unidad de las centrales sindicales, de los movimientos sociales, para ganar la calle, y derrotar en la calle a los que quieren hacer que agachemos la cabeza con tarifazos y con hambre”.

“El mejor homenajes es tomar sus banderas, ponerlas en alto y ganar en la calle la dignidad de un pueblo que no se va a arrodillar nunca ante la oligarquía, ante el imperialismo y ante los que quieren que el hambre gobiernes la argentina”.

A Juan Carlos Livraga se lo notaba hondamente emocionado, sobretodo cuando se proyectaron fragmentos de la película basada en el libro de Walsh, con la lectura del fragmento que se refiere al momento preciso del fusilamiento, sobre ese mismo descampado. “Vengo de lejos, de donde me desterraron –comenzó diciendo, porque vive en Estados Unidos–. Tengo que dar homenaje a todos estos hombres que tenían un ideal y perdieron su vida”. Contó que el 14 de junio cumplirá sus “primeros 84 años”, pero que mañana cumplirá los 60 años de su “segunda vida”. La multitud cantó la marcha que termina diciendo que No nos han vencido y Livraga respondió: “Me llevo grabado en mis ojos y en mi corazón y el cuerpo el cariño de todos ustedes. Y digo, y sostengo: el año que viene estoy de vuelta”.

IMG_2303
Juan Carlos Livraga y Leonardo Grosso

Presencias políticas

En la primera fila también estaba la familia de Nicolás Carranza, sus hijas María Eva y Berta, y la de Vicente Rodríguez, su hijo que lleva su mismo nombre, y su hermana Alicia, junto a Delia Giovanola, que encontró a su nieto Martín en noviembre de 2015. Estuvieron presentes los intendentes Leonardo Nardini de Malvinas Argentinas, Juan Zabaleta de Hurlingham, Verónica Magario de La Matanza, Martín Insaurralde de Lomas de Zamora, Eduardo “Bali” Bucca de Bolívar, Mariano Cascallares de Almirante Brown, Juan Ustarroz de Mercedes, Alberto Descalzo de Ituzaingó, Walter Festa de Moreno, entre otros intendentes.

También participaron del homenaje el senador nacional Juan Manuel Abal Medina, los diputados nacionales Cristina Álvarez Rodríguez, Lucila De Ponti, Remo Carlotto, Eduardo “Wado” de Pedro y la legisladora provincial Patricia Cubría; los gremialistas Roberto Baradel y Francisco “Tito” Nenna; dirigentes como Hugo Curto, Federico Martelli se mezclaban con intendentes de localidades del interior de la provincia, diputados bonaerenses, concejales. Todas las organizaciones sociales movilizaron, llenando dos cuadras detrás de las vallas.

(Visitas Totales 245 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.

Vanina Pasik

Periodista, miembro de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional // Twitter: @vaninapasik

Últimos posts de Vanina Pasik (Ver todos)