EEUU modifica limitaciones de viajes y comercio con Cuba

 

 

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este jueves modificaciones a las limitaciones al comercio con Cuba y a las restricciones a los viajes de los ciudadanos norteamericanos a la isla caribeña, que entrarán en vigor este viernes.

Estas medidas, que no levantan el bloqueo económico que pesa sobre el pueblo cubano desde hace más de cinco décadas, prevén cambiar ciertas categorías para permitir viajar a la mayor de las Antillas sin necesidad de aplicar por una licencia específica, entre ellas las visitas familiares, asuntos oficiales del Gobierno estadounidense, así como de organizaciones no gubernamentales, actividades periodísticas, educativas y religiosas, reseña Prensa Latina.

También se incluye a personas que participan en exposiciones, proyectos humanitarios o de fundaciones privadas, institutos educativos, exportación, importación de materiales informativos y ciertas transacciones autorizadas.

Igualmente, las nuevas normas autorizan el uso de tarjetas de crédito de estadounidenses en Cuba, contemplados en las categorías autorizadas. Además, se aumentará la cuantía de dinero que puede enviarse a la isla y por primera vez permitirían la compraventa, bajo ciertas limitaciones, de ciertos productos cubanos en territorio norteamericano.

Bajo las nuevas provisiones, las compañías estadounidenses podrán exportar teléfonos celulares, televisores, memorias, grabadoras, computadoras y softwares.

El límite sobre las remesas a familiares en Cuba se elevará de los 2.000 dólares anuales, que se permite en la actualidad, a 8.000 dólares.

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, señaló este jueves que “el Gobierno estadounidense cree firmemente que permitir un aumento de los viajes, el comercio y el flujo de informaciones desde y hacia Cuba permitirá a Estados Unidos hacer avanzar sus intereses”.

Earnest agregó que la política mantenida por Washington desde hace medio siglo “no ha funcionado, y creemos que la mejor forma de apoyar nuestros intereses y valores es a través de la apertura y no del aislamiento”.

El 17 de diciembre pasado los presidentes de Cuba y Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama, respectivamente, anunciaron el inicio de un proceso para restablecer las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, rotas por Washington hace más de 50 años.

Obama dijo que tomaría medidas para incrementar el intercambio comercial, flexibilizar los permisos de viajes y ordenar un estudio para eliminar a la nación caribeña de la lista de países que según el Departamento de Estado norteamericano auspician el terrorismo internacional, añade Prensa Latina.

Fuente: AVN

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 33 , 1 Vistas Hoy)