Impuestazo en Tigre: el FpV rechazó el presupuesto municipal para 2015

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Tras una tensa sesión que duró hasta casi hasta la una de la madrugada, el Frente Renovador aplicó anoche su mayoría automática parlamentaria para aprobar el presupuesto de Tigre 2015, que contempla más de 2800 millones de pesos, con fuertes aumentos en tasas municipales, un endeudamiento externo inicial de 45 millones de pesos, menos inversión en obra pública y más gastos en marketing y publicidad. El bloque del Frente para la Victoria votó en contra de la ordenanza.

La jornada parlamentaria comenzó pasadas las 19 horas con disturbios y maltratos de patovicas, cuando la seguridad dispuesta por el ejecutivo municipal intentó bloquear el acceso al recinto de los vecinos y militantes que no pertenecían al Frente Renovador. Una vez adentro, la seguridad infiltró patovicas entre el público del Frente para la Victoria que maltrataron y provocaron durante varias horas a los vecinos y golpearon a una mujer y un joven militante.

El presupuesto 2015 aplica un aumento de más de 1.000 mil millones de pesos con respecto al del año pasado, lo que representa un 57,4 % de incremento de un período al otro. Esta diferencia será financiada en un 75% con aumento de las tasas municipales y el resto con un endeudamiento inicial de 42 millones de pesos, que podrá extenderse a más de 300 millones cuando el intendente lo disponga. Desde el FPV señalaron que: “lo importante de esto es que se trata de recursos obtenidos a través de un modelo de recaudación muy regresivo, donde pagan más los que menos tienen”.

En ese sentido, la concejala López argumentó que: “Se le asignan más de 35 millones de pesos a la Subsecretaría de Comunicación Institucional mientras que al Fondo Municipal de Viviendas sólo se le asignan un poco más de 15 millones de pesos. Esto es una muestra del escaso interés de la gestión massista en poner el Presupuesto al servicio de solucionar una de las grandes falencias que hay en Tigre, que es la falta de planificación urbana y la especulación financiera en torno a los terrenos disponibles”. Y agregó que hace tiempo desde su bloque vienen “reclamando la revisión y que se hagan las modificaciones necesarias del Código de Zonificación y se promueva la vivienda social”.

Por su parte, el concejal Ugo, flamante presidente de bloque, fue contundente sobre el aumento de tasas y su inequidad: “Este proyecto sigue perjudicando a los vecinos de Tigre” y detalló que son 27 las tasas que tiene el Municipio para recaudar en el distrito, que van desde la tasa vial que genera un pago extra en la carga de combustible hasta la tasa de pasajeros de media y larga distancia que salen desde la terminal de El Talar. “Esto va contra el poder adquisitivo de las mayorías, es decir, contra el poder adquisitivo de los tigrenses”, explicó Ugo. Y remató diciendo que: “El municipio aumenta más a los comercios minoristas y después tenemos que escuchar a Massa en los medios hablando de inflación”. Además agregó que “con vistas a un año electoral, el massimo aumenta el presupuesto del distrito de Tigre en un 57%, y cuando se lee en detalle, en la subsecretaría de comunicaciones encontramos que se le pagará 216 mil pesos al programa de radio Lanata sin filtro, 480 mil pesos a la revista Caras, más de 117 mil en diario Muy, 360 mil en ESPN y 900 mil pesos en un asesor de imagen. Este presupuesto deja al descubierto cuales son las prioridades de la gestión Massa donde se reduce un 560 % el presupuesto en cloacas, y se gastan más de 15 millones en publicidad y marketing”.

Al finalizar la sesión, la concejala Salcedo denunció que no tuvieron la posibilidad de leer el expediente del presupuesto en su totalidad y que no les entregaron las copias de los anexos y tuvieron que escanearlos: “Es una vergüenza que nos hayan entregado solamente 48 horas antes el presupuesto, es lo más antidemocrático que he vivido en mi práctica legislativa” y aclaró que esto se debe a que en el Frente Renovador “tienen miedo de la gente y por eso aplican prácticas mafiosas en defensa de los intereses de las corporaciones, por eso sus concejales votan a libro cerrado, porque es seguro que no deben haber tenido tiempo de leer ni el presupuesto ni las ordenanzas fiscal e impositiva”.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 225 , 1 Vistas Hoy)