Intendente peronista denuncia extorsión para firmar el Pacto Fiscal

La apertura del periodo de sesiones ordinarias en los Concejos Deliberantes bonaerenses, que tuvieron lugar en estos últimos días, dejaron mucha tela para cortar y temas para analizar.

En la localidad de Laprida, por caso, se evidenció el enojo del intendente Alfredo Fisher (Unidad Ciudadana) con lo que consideró “extorsiones” por parte del Gobierno provincial para que estampe su firma en el Pacto Fiscal.

El jefe comunal aseguró en su discurso de apertura que “el gobierno provincial presiona casi de forma extorsiva a los municipios para que firmemos el Pacto Fiscal. Fundamentalmente, los que hasta ahora hemos resistido somos un grupo de intendentes no oficialistas, porque este Pacto quita la autonomía que la Constitución Provincial y los innumerables fallos de la Corte Suprema Provincial adjudica a los municipios”.

Concretamente, el alcalde peronista aseguró que “desde el primer día de 2018 la gobernadora Vidal, como mecanismo de coerción, tiene bloqueados dos créditos que se aprobaron aquí, en éste ámbito para forzar a la firma del Intendente para que se adhiera a una ley, la ley de Responsabilidad Fiscal, que fue aprobada a fines del año pasado”.

Además, Fisher aseguró que “son tiempos de dificultad los que vamos a tener que enfrentar juntos. El período inicia con jubilados cobrando menos haberes que el anterior, con tarifas de luz y gas ya impagables para muchos hogares y comercios lapridenses”.

Luego de vaticinar que “aunque el presidente (Macri) dijo al inicio de sus sesiones que lo peor había pasado, creo que lo peor todavía no pasó”, aseverando que -“este año lanzaremos un programa de concientización y protección del consumidor. Tratando de concientizar al vecino para que exija alimentos de calidad con su certificación en los embalajes”.

También reclamó a María Eugenia Vidal por iniciar otro año “sin la Policía Local de Laprida”, calificando la demora como “otra muestra de centralismo y también de falta de sensibilidad de la gobernadora”.

“Los lapridenses hemos dejado ya hace muchos años de repartir colchones, chapas, bolsas de cemento”, dijo con ironía, asegurando que “si volvemos a políticas olvidadas, como llamadas telefónicas de candidatos del PRO haciendose pasar por funcionarios para “pintar de amarillo” Laprida, vamos mal”.

(Visitas Totales 16 , 1 Vistas Hoy)