Para Marcos Peña, “no es un problema para nosotros equivocarnos”

El Jefe de Gabinete habló con La Nación. “No creemos que el DNU sea una herramienta que bordee lo ilegal ni que sea un síntoma de autoritarismo” sostuvo.

marcospeña

Marcos Peña recibió el viernes pasado a La Nación. Alló comenzó sosteniendo que el balance del primer mes de gobierno es “muy positivo. En lo personal y con todo el equipo por el enorme entusiasmo que vivimos día a día de trabajar de verdad en transformar la Argentina”.

“Tenemos el mandato del Presidente de equivocarnos, aunque parezca raro. No es un problema para nosotros equivocarnos. Hay cosas que son fruto de la falta de experiencia sobre el circuito de la información o los lugares” especificó Peña.

Con respecto al nombramiento de los jueces de la Corte en comisión, el funcionario consideró que “no nos parece un error, la validamos y no quedó en un limbo porque es una medida constitucional”. Luego agregó que “El decreto está vigente. Ojalá que el Senado apoye. Todos en privado dejan claro que son dos jueces intachables”. Sin embargo, aclaró que “no creemos que sea el momento” de ampliar la Corte.

Una de las preguntas que le efectuaron fue si la recurrencia a los DNU implicaba una demostración de reafirmar autoridad, con el riesgo de correrse de los bordes de la legalidad. “Nuestra prioridad es gobernar, no reafirmar nuestra autoridad. No tenemos un complejo de no autoridad” dijo.

“Hay que entender que los gobiernos autoritarios son ante todo temerosos. El segundo punto es que no creemos que el DNU sea una herramienta que bordee lo ilegal ni que sea un síntoma de autoritarismo” aseveró después. También explicó que no convocan a sesiones extraordinarias porque “no consideramos que éste sea el momento para hacerlo, y es una decisión política, es absolutamente legal y constitucional”.

Por último, dicho reportaje fue un día antes de la captura de Martín Lanatta y la falsa información distribuida por el gobierno sobre la situación de los otros dos prófugos. “El deterioro del aparato penitenciario y de seguridad es una deuda de la democracia en estos 30 años. Esto refleja un problema estructural como es terminar con el narcotráfico”.

(Visitas Totales 152 , 1 Vistas Hoy)
The following two tabs change content below.