El kirchnerismo de Malvinas Argentinas realiza una demostración de fuerza que preocupa a Cariglino

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_facebook type=»standard»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

En el día de ayer, el Frente para la Victoria de Malvinas Argentinas inauguró su sede central. En pleno centro de Grand Bourg, la localidad más poblada de dicho partido del conurbano bonaerense, se realizó un acto que contó con la presencia del diputado nacional Andrés Larroque, el dirigente Luis D´Elía, concejales y dirigentes de distritos vecinos, además de los respectivos referentes de los diversos espacios que componen el FpV local, encabezados por el concejal Rodolfo Tailhade.

En un mensaje claro de unidad política, la inauguración conto con una numerosísima asistencia (por encima de 500 personas) en la que se pudo ver desplegada a toda la fuerza militante que representa en Malvinas Argentinas al proyecto político que encabeza Cristina Fernández de Kirchner. Teniendo en cuenta los últimos episodios que se vienen sucediendo en el bando del intendente Jesús Cariglino, hombre de estrecha cercanía a Sergio Massa, cabe especular que este hecho político generará una preocupación que puede llegar a ir en aumento.

Cabe recordar que hace unas pocas semanas, el presidente del Concejo Deliberante, Alberto Cobreros, desplazó al titular de la bancada cariglinista, Marcelo Benites, a causa de que este último intento infructuosamente establecer diálogo con el kirchnerismo. Es sabido que Cobreros es uno de los mejores ejecutores del mandamás Cariglino. Hay que recordar además que este mismo Cobreros fue denunciado por el bloque de concejales del FpV por abuso de autoridad e incumplimiento de funcionario público al no respetar el reglamento del cuerpo comunal.

Acostumbrado a manejar a discreción los asuntos municipales, la tropa massista de Cariglino encuentra el escollo de tener enfrente a un bloque de concejales que actúa como tal, con unidad de concepción y que, trascendiendo el ámbito del cuerpo legislativo, está en la transición a lograr la unidad de todos los sectores del kirchnerismo local. Esto, no deja de impacientar al panadero de Los Polvorines, que comienza a posicionar a sus sectores más duros en detrimento de los dialoguistas como Benites.

Es en este contexto que cobra una significación aún mayor el hecho político sucedido ayer. Encabezado por Rodolfo Tailhade, el Frente para la Victoria en Malvinas Argentinas se consolida como una alternativa de gobierno al massismo local dirigido por Jesús Cariglino. A tales fines, puede verse cómo este espacio recibe diversos apoyos locales y nacionales.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_gallery type=»flexslider_fade» interval=»3″ images=»2645,2644″ onclick=»link_image» custom_links_target=»_self»][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 172 , 1 Vistas Hoy)