Diputada Teresa García: “Posse quiere sostenerse en el territorio a mucho discurso y poca gestión”

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_facebook type=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

En diálogo con el periódico “El Argentino” la diputada nacional Teresa García explicó los desafíos y autocríticas del peronismo hacia adentro y afuera. Presidenta del PJ de San Isidro, tiene como tarea, de cara al 2015, reorganizar el kirchnerismo en el municipio que es gobernado por el clan Posse hace más décadas.

En su banca en el Congreso desde 2005, afirmó que no tienen definido un candidato a intendente y que no sólo buscarán agrupar a todas las fuerzas del kirchnerismo detrás de él, sino que se lo alinearán con algún candidato a gobernador. No obstante, como principal armadora del kirchnerismo en el territorio aclaró que aguardarán la decisión de Cristina. En el frente interno, cree que Posse declinará su candidatura a gobernador, buscando en definitiva la reelección.

Con respecto a Posse, fue contundente con sus declaraciones. “Todas sus conductas políticas de estos últimos días tienen que ver con que no hay un lugar donde recale como candidato. Ni en el massismo ni con el PRO, a tal punto que ha dicho que tiene intenciones de ir con una boleta corta y, quizás, con él como intendente. Sin embargo, Posse se alejó de San Isidro hace ya más de un año en pos de sus aspiraciones, lo que ha llevado al municipio a situaciones complicadas, como es la del Barrio Uspallata. Es terrorífica la ordenanza que los está empujando fuera del distrito. El intendente quiere sostenerse en el territorio a mucho discurso y poca gestión”.
“El sistema político en San Isidro, al igual que con su padre Melchor Posse es un sistema patriarcal donde el jefe comunal tiene atados a distintos sectores políticos con temas relacionados a la gestión y a la subsistencia de sus entidades. Creo que hasta ahora no ha habido un candidato de envergadura que no se planteara “ser candidato a intendente” sino “ser intendente”, que es una cosa absolutamente diferente. También porque muchos dirigentes tomaron al distrito solamente como un trampolín a cargos nacionales, sin importarles la construcción como alternativa del poder municipal. Luego, porque otros políticos, lamentablemente, desconocen el distrito y su realidad. San Isidro tiene un 80 por ciento de clase media, un 15 por ciento de media alta y alta, y solamente un 5 por ciento de clase baja”.

Con estas declaraciones, se puede tener una idea de la dirección política en la que puede embarcarse el kirchnerismo en San Isidro, territorio históricamente adverso que hoy cuenta con una dirigente política de fuste que es cabal representante de un proyecto político nacional.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

(Visitas Totales 117 , 1 Vistas Hoy)